La próxima madrugada las heladas de entre -7 y -8 grados centígrados cubrirán el interior peninsular

Así lo explicó a Europa Press el portavoz de la AEMET, Ángel Rivera, que señaló que a lo largo del día de hoy y sobre todo mañana las precipitaciones tenderán a ir cesando y sólo quedarán en forma de nieve en Baleares, parte del Cantábrico oriental, áreas del Alto Ebro y de la provincia de Teruel.

   Concretamente, indicó que las precipitaciones en forma de nieve «más importantes» de mañana se registrarán en Baleares, donde además irán acompañadas de tormentas. Mientras, en el resto de España las nieves y precipitaciones tendrán un carácter «débil» y se prevé que sean «mucho menos importantes que hoy».

   Además, comentó que este martes el viento soplará «de forma importante» en Baleares y en el Mediterráneo, como en la desembocadura del río Ebro y otras áreas del litoral, al tiempo que en el resto de la Península las nubes tenderán a disminuir a lo largo del día, aumentando los claros y los cielos despejados o algo nubosos.

    No obstante, tras las fuertes heladas que se registrarán la próxima madrugada, los termómetros subirán «un poco» durante el día, aunque seguirán siendo «muy bajas y difícilmente superarán los 10 grados centígrados». Si acaso, Rivera dijo que a lo mejor en el sur de España se llega a los 10 o 12 grados centígrados pero que en el centro y norte del país el mercurio no pasará de los 6 o 7 grados centígrados.

- Advertisement -

   Sobre el temporal siberiano que está próximo a dejar la Península, Rivera incidió en que «todo ha ido según los pronósticos», ya que se formó la borrasca y la masa de aire frío en altura se fue desplazando por el interior de la Península, hacia el sureste y esta noche saldrá hacia el Mediterráneo.

   De este modo, apuntó que, «a su paso» el temporal dejó precipitaciones de nieve y que según los registros hasta las 8.00 horas de hoy, se recogieron 17 litros por metro cuadrado de nieve en Cuenca, 12 litros por metro cuadrado en Teruel y 6 litros por metro cuadrado en Albacete (aunque en esta ciudad estuvo mezclada el agua y la nieve). Además, pero en forma de lluvia, se registraron 11 litros por metro cuadrado en Alicante; 19 litros por metro cuadrado en Murcia y 14 en Palma de Mallorca.

   Igualmente, el portavoz de la AEMET destacó que las precipitaciones más significativas se produjeron en Javea (Alicante) donde ayer se recogieron más de 100 litros por metro cuadrado de lluvia, al igual que en otros puntos de la costa de la Comunidad Valenciana, donde se están registrando lluvias «abundantes».

   Asimismo, Rivera subrayó algunas de las temperaturas más bajas registradas en la madrugada de hoy, como los -4,7 grados centígrados en Segovia; -4,6 Soria; -1,1 grados centígrados en Madrid; -4,2 grados centígrados en Teruel; -5,2 grados centígrados en Ávila; -2,5 grados centígrados en Burgos; -3 grados centígrados en León. También, dijo que en algunas zonas del interior de la meseta norte se registraron heladas con temperaturas de entre 7 y 8 grados centígrados bajo cero, fundamentalmente en las áreas que tuvieron cielos más despejados.

   En los próximos días, Rivera explicó que mañana martes por la noche llegará un nuevo frente atlánticos de lluvias que, el miércoles recorrerá toda la Península desde el suroeste hasta el nordeste, y que dejará precipitaciones «menos importantes». Así, añadió que este frente lleva una masa de aire «más cálida» y que hará que las temperaturas mínimas y también las máximas se suavicen pero que, «al encontrarse con el aire frío del día anterior, por encima de 500 metros las precipitaciones comenzarán siendo de nieve y, a las pocas horas, irán cambiando a lluvia y la cota de nieve ascenderá hasta los 1.200 metros de altura».

   En ese sentido, Ángel Rivera detalló que tras las heladas que va a haber esta madrugada y mañana, que no va a ser un día cálido antes de que llegue esa masa cálida el miércoles de madrugada, todavía helará «en muchas zonas» y, como se encontrará con la capa fría en el suelo, las precipitaciones comenzarán cayendo en forma sólida, pero a medida que el aire frío y caliente se vayan mezclando, las precipitaciones serán en forma de lluvia y la cota de nieve a 1.300 metros».

   Ya el jueves, los termómetros registrarán valores «mucho más suaves» y se prevén pocas precipitaciones así como un tiempo más estable y tranquilo, hasta que el viernes, según el portavoz de la AEMET, «quizá» llegue otra borrasca del atlántico que traerá nuevas precipitaciones para el fin de semana. «Ya lo confirmaremos», comentó.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés