El plan de conservación de la flora amenazada de Menorca abarca 32 especies

El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, ha presentado este miércoles el pla Rodríguez-Femenías de recuperación y conservación de la flora amenazada de Menorca, que abarca un total de 32 especies de la flora de la isla.

Mir, que ha estado acompañado por el jefe del servicio de Protección de Especies, Ivan Ramos, y el botánico menorquín Pere Fraga, ha indicado que se prevén actuaciones para los siguientes seis años, aunque ha matizado que la vigencia del plan es indefinida hasta que no mejore la situación de conservación de las especies.

En concreto, para las actuaciones previstas para el periodo 2021-27 se estima un coste de 221.650 euros.

«Se ha incrementado de manera notable la sensibilidad hacia las especies animales protegidas y la necesidad de mantener la biodiversidad pero la riqueza y los beneficios que aporta la diversidad de la flora han quedado relegadas en un segundo plano», ha asegurado el conseller, quien ha agradecido la labor del servicio de Protección de especies en esta materia. El plan busca reducir el nivel de amenaza sobre estas especies, de forma que su situación de conservación quede fuera de las dos categorías mencionadas.

El conseller ha explicado que se llevarán a cabo diferentes acciones como incrementar los efectivos poblacionales, aumentar el área de ocupación, restaurar hábitats alterados, controlar amenazas activas (accesos, prácticas agrícolas inadecuadas o especies exóticas invasoras), mejorar el conocimiento científico, incrementar la concienciación y sensibilización, hacer seguimiento continuo de estas poblaciones y trabajar ex-situ -creando plantas en jardines botánicos o almacenando semillas-, entre otras actuaciones.

El plan está dedicado a Joan Joaquim Rodríguez Femenías, un mahonés polifacético del siglo XIX que mostró un gran interés para divulgar diferentes aspectos del medio natural de Menorca. Fue un pionero y tiene dedicadas una serie de especies, como por ejemplo el dafne menorquín. Entre las especies objetivo del plan hay un número importante de endemismos exclusivos de Menorca. Muchos de ellos se encuentran dentro de Espacios Naturales Protegidos y/o Red Natura 2000.

Aun así, el hecho de que Menorca cuente con la figura de Reserva de la Biosfera da cobertura a todas aquellas especies que no se encuentren amparadas por estas figuras de protección territorial. Se encuentran en diferentes hábitats, como por ejemplo los relacionados con estanques temporales o zonas costeras expuestas a la Tramuntana. Entre las especies incluidas en el plan destacan el dafne menorquín, la lisimaquia, el ‘àpi d’en Bermejo’ o la ‘veça menorquina’, todas ellas con bajo número de ejemplares.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés