España abre el debate para establecer una meta post 2010 sobre biodiversidad

Durante este año, designado como Año Internacional para la Biodiversidad, se celebrarán negociaciones internacionales que culminarán en Nueva York con la celebración en septiembre de una sesión de alto nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas, con asistencia de Jefes de Estado y de Gobierno. Además, en octubre se celebrará la X Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica, en Nagoya (Japón). Para lograr que la Unión Europea llegue preparada a ambas reuniones, la Presidencia Española asume el compromiso de facilitar las negociaciones preparatorias durante este semestre, a través de reuniones como la de la Conferencia que ha comenzado hoy.

La Presidencia Española de la UE tiene cinco prioridades en materia de biodiversidad, que incluyen el establecimiento de una meta global sobre biodiversidad para el periodo post 2010, la revisión del plan estratégico del Convenio sobre la Diversidad Biológica, la conclusión de las negociaciones internacionales sobre Acceso a los Recursos Genéticos y Reparto de los Beneficios que Emerjan de su Utilización, el establecimiento de una Plataforma Internacional para potenciar la interacción entre ciencia y política sobre biodiversidad, y el mejor conocimiento de las implicaciones económicas de la pérdida de biodiversidad.

España defiende la obligación ética de evitar la pérdida de especies y hábitats ocasionada por la actividad humana, y considera que Europa tiene la responsabilidad de demostrar que la preservación del patrimonio natural no está reñida con el logro de niveles de bienestar óptimos, sino que además contribuye a ellos. En este sentido, la Presidencia Española considera importante que el Consejo Europeo de Primavera adopte una meta de la Unión Europea para el periodo post-2010, que sirva también como contribución a las negociaciones internacionales en curso.

Por otra parte, España promueve que los Estados Miembros completen las listas de Lugares de Importancia Comunitaria de la Red Natura 2000 para el medio marino y que establezcan los planes de gestión.

Además, España continuará colaborando con la Comisión y los Estados Miembros con el objetivo de que la biodiversidad se integre correctamente en la definición futura de las políticas sectoriales de la Unión Europea, y en particular, en las políticas pesquera y agrícola comunes y en sus mecanismos de financiación.

Asimismo, la presidencia rotatoria española de la UE seguirá apoyando iniciativas para afrontar las amenazas que para las especies, los ecosistemas y la economía provoca la introducción de especies invasoras.

MARM

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés