Bruselas aprueba las medidas emprendidas por Rumania tras confirmarse un foco de gripe aviar en una granja del país

De acuerdo con las reglas comunitarias, la Comisión Europea aprobó ayer de manera formal las actuaciones del Gobierno rumano para evitar que se contagie la enfermedad. Entre dichas medidas figura el sacrificio de todas las aves de la granja afectada, así como el establecimiento de una zona de protección de un radio de tres kilómetros y otra de vigilancia de 10 kilómetros en torno a la granja, en las que se aplicarán controles estrictos. En esas áreas quedarán prohibidas las concentraciones de aves y se reforzarán las medidas de bio-seguridad.

El foco de gripe aviar detectado en Rumania, perteneciente a la variante H5N1, que resulta muy patógena, es el primer caso de la UE en el último año. El anterior caso fue confirmado en marzo de 2009 en un pato salvaje en Alemania.

 www.consumer.es – EROSKI

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés