Actualizar

martes, febrero 7, 2023

Se podrían construir presas pequeñas para regular los ríos

En declaraciones a Europa Press, añadió que en el tema del agua no se puede ir con  la idea preconcebida «esto es bueno o malo», en alusión a los trasvases, porque de lo que se trata, en su opinión, es de que con el agua disponible y respetando al máximo el medio ambiente, proporcionar este recurso que es «un servicio público» desde para cubrir las puntas de demanda eléctrica a cubrir y mantener las necesidades de agua.

   En ese sentido, recordó que España tiene un clima con sequías «muy fuertes y alternativamente con un régimen de lluvias torrenciales» y que esta realidad podría ser compensada procurando pasar agua de unos sistemas a otros. «Si no se quiere llamar trasvases se puede llamar transferencia de agua de unas cuencas a otras, pero es lo mismo», apostilló.

   De este modo, el presidente del Colegio de Caminos, Canales y Puertos, apostó por nuevas presas de dimensiones más pequeñas que regulen la capacidad con el objetivo de lograr que no haya riadas y que el río tenga un mayor equilibrio, además de obtener el mejor caudal ecológico.

   Para ello, añadió que es «urgente» el mapa de zonas inundables en el que trabaja el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino porque «evitaría que el agua se vaya por donde quiere» y, al estar regulada, «las zonas inundables estarán más restringidas». No obstante, incidió en que ya existe un estudio de todas las cuencas hidrológicas, por lo que sabe cuáles son las zonas con peligro de inundación. Sin embargo, subrayó que sin la necesidad de realizar nuevos grandes embalses, es preciso acometer regulaciones en los ríos a una escala menor.

   «Los embalses, que tienen mala prensa, pero hay que tener en cuenta que donde hay una embalse, se crea un gran lago y un micro-clima y que, sin ellos, el 80 por ciento de las aves que pasan por España dejarían de pasar, porque se han creado unas zonas en las que pueden descansar o criar», valoró.

   Por otra parte, Rúa valoró que España tiene «la mala costumbre» de instalar viviendas o campos de labor en torrenteras y después, quejarse cuando éstas llevan agua de verdad y «arrastra todo».

REGULAR LOS AFLUENTES

   A ese respecto, insistió en que es preciso regular también los afluentes de los ríos principales para que el desagüe a éstos sea «escalonado». En ese sentido, subrayó las inundaciones registradas en el último invierno en Andalucía que, a su juicio, en muchos casos «se podrían haber evitado» si no se hubieran concedido licencias de construcción y de ocupación ya que «la mayor parte de los problemas» acaece por construir en zonas de influencia de ríos o torrentes.

   «Cuando en el campo de repente hay un sitio con pinta de torrentera o vaguada, en algún momento pasará agua. Si montamos desde una chabola a un chalet a una casa de labor, llegará un momento en que habrá una tormenta lo suficientemente gorda como para que baje el agua se meta en las casas y si no se las lleva por delante será una casualidad», añadió.

    Asimismo, agregó que para evitar estas situaciones de catástrofe, sería «fundamental» respetar una zona de reserva en la que no se debiera poder construir porque «es tentar al diablo».

   «Eso se debería llevar a rajatabla», sentenció el presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos que considera que las confederaciones hidrográficas deberían «tener el poder suficiente para prohibir la autorización de construcción en esas zonas, ya que «hay que convencer» a los ciudadanos de que en algunos lugares, «por muy barato que sea», no se puede construir porque se arriesgan a sufrir «una desgracia».

 

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés