Medio Ambiente recuerda que hay que extremar las precauciones para evitar incendios

Desde la Generalitat se han aumentado las medidas de vigilancia, de manera que, independientemente del nivel de incendios decretado, entre el 1 y el 12 de marzo todas las administraciones y unidades implicadas en el Plan de Vigilancia realizarán sus labores conforme a lo establecido en el plan» y como si nos encontráramos en nivel 3 de preemergencia».

   Además de la infraestructura puesta en marcha por el Consell, Ureña apeló «a la concienciación ciudadana» y reiteró que el cuidado de los montes y la prevención de los incendios forestales «es responsabilidad de todos y se necesita la colaboración de todos los ciudadanos para evitar que nuestras masas forestales puedan sufrir algún incendio», según informó la Generalitat en un comunicado.

   La secretaria autonómica pidió a todos los usuarios del monte que si alguna persona que se encuentre en el monte detecta un fuego debe avisar, «lo más rápidamente posible, sin pensar que alguien lo habrá hecho ya, al 112, teléfono habilitado por la Generalitat para estos casos».

   Asimismo, María Ángeles Ureña destacó las normas generales que todos los ciudadanos, y de forma especial los usuarios del monte, deben conocer. Entre ellas, destaca la de no encender nunca fuego en el monte ni en sus alrededores; no tirar colillas o cerillas, especialmente cuando se viaja en tren o en coche y que en el monte las basuras deben depositarse en el contenedor más cercano.

- Advertisement -

   Medio Ambiente recuerda que únicamente se puede acampar en las zonas autorizadas para ello y que se debe colaborar con los agentes medioambientales, con las unidades de vigilancia forestal, con los cuerpos y fuerzas de seguridad y el resto de colectivos que trabajan en la protección de la naturaleza.

   En esta línea, advirtió de que son también unos días en los que muchas segundas residencias y casas de campo «son abiertas después del invierno, con la consecuente acumulación de residuos vegetales procedentes de la limpieza de jardines y huertos», y por último, subrayó que la coincidencia del período vacacional hace que se concentre una «importante actividad» en la agricultura a tiempo parcial.

   Por este motivo, dada la mayor incidencia de incendios forestales que se han producido históricamente en este periodo, Medio Ambiente ha regulado una serie de medidas extraordinarias para la prevención de incendios forestales desde el 1 al 12 de abril.

   Entre ellas destaca la prohibición, como medida precautoria general la realización de quemas en el monte y a 500 metros a su alrededor. Concretamente se prohíbe la quema de márgenes de cultivos o de restos agrícolas o forestales, la quema de cañares, carrizales o matorrales ligadas a algún tipo de aprovechamiento ganadero, cinegético o de cualquier otro tipo, así como operaciones de destilación de plantas aromáticas.

   Asimismo, Medio Ambiente ha previsto no conceder nuevas autorizaciones de quemas y quedarán en suspenso todas las otorgadas, así como todas las acciones o actividades que recojan los planes locales de quemas.

   Respecto a las actividades de ocio, no existirá restricción en el uso del fuego en los lugares preparados y autorizados dentro de las instalaciones recreativas forestales, siempre y cuando la alerta decretada no sea el nivel 3 (riesgo máximo de incendios forestales). En ese caso, quedaría prohibido hacer fuego, incluso en las áreas recreativas autorizadas.

 

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés