Actualizar

lunes, enero 30, 2023

Espinosa señala que el «buen estado» de Tablas de Daimiel llegará en 2027, tras invertir 3.000 millones

Durante su comparecencia en el Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Senado, Espinosa explicó que dicho plan pretende lograr el buen estado «cualitativo y cuantitativo» de las masas de agua subterráneas y de las superficies asociadas, para propiciar la mejora de los ecosistemas de la región, corregir el déficit hídrico existente.

   En ese sentido, señaló que éstas medidas incluyen diversificar la actividad económica para reducir las actividades extractivas o dependientes de los recursos acuíferos.

   Además, indicó que el presupuesto «necesario» para el Parque Nacional entre 2008 y 2027 asciende a 3.000 millones de euros, a los que habría que sumar otras aportaciones, como los 763 millones de euros para abastecimiento y saneamiento, y más de 1.538 millones de euros para programas de desarrollo rural.

   No obstante, la ministra resaltó que en la actualidad, parte de la «importante recuperación del acuífero» entre 2009 y 2010 se debió a las «intensas precipitaciones» que han acumulado unos 500 hectómetros cúbicos, y añadió que se espera lograr la «adecuada recuperación» de los acuíferos centrales que aportan agua a este enclave natural.

   «El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel es el último ejemplo de un ecosistema de tablas fluviales», recordó Espinosa, que explicó que la causa principal de su deterioro fue la «incesante sequía» que ha reducido de forma significativa las aportaciones del régimen pluviómetro a la llanura manchega, limitando el volumen de los caudales, y que ha provocado el aumento de la desecación y agrietamiento de las masas de turbas.

   La ministra aseguró que el problema de conservación del patrimonio natural en la mancha húmeda «viene de lejos» e incidió en que de sus 250.000 hectáreas de ésta, un total de 2.000 corresponden a Las Tablas de Daimiel.

COMIENZA LA RECUPERACIÓN

   Además, subrayó que «en estos momentos» la recuperación de la zona encharcada alcanza las 1.650 hectáreas inundadas y celebró que ya se esté constatando un incremento constante del número de aves acuáticas censadas lo que, en su opinión «demuestra que la situación no es irreversible».

   Sin embargo, insistió en que el problema «subyacente real» es la sobrexplotación del acuífero 23, para lo que el Ejecutivo está tratando de aplicar medidas como la compra de fincas y de derechos de agua.

   Asimismo, explicó a los senadores que el Gobierno ha tomado medidas como la compactación de la turba, la extinción de los incendios o la restitución de la vegetación, que unido a las «favorables condiciones meteorológicas» han posibilitado la «recuperación» del estado de conservación del Parque nacional.

   «Es necesario seguir aplicando las medidas puestas en marcha y aquellas que se consideren necesarias a corto, medio y largo plazo», apostilló la ministra, que dijo que éstas actuaciones «dentro y fuera de los límites del parque» y que deben ir acompañadas por la recuperación de los hábitat en la zona.

   Igualmente, enumeró las acciones urgentes realizadas para detener la combustión de la turba, como la aceleración de los trabajos de ejecución de la tubería manchega, la compra de fincas y derechos de agua o la elaboración de un Plan de gestión del Parque Nacional de las Tablas que «está consensuando con todos los agentes interesados» y que contempla tareas de forestación para aminorar la superficie agrícola y el regadío en el Alto Guadiana, procurando el cambio del uso del suelo.

TARDE Y MAL

   Por su parte, el senador del Partido Popular, Sebastián García, criticó la tardanza de Espinosa en comparecer para dar a conocer las medidas ante la «situación alarmante» de Las Tablas de Daimiel, ya que la solicitud había sido presentada en octubre.

   Del mismo modo, criticó la «falta de previsión» del Ejecutivo que, en su opinión «no actuó con medidas adecuadas y eficaces durante años» y que provocaron riesgo de que la UNESCO retirara la descatalogación de este enclave como Patrimonio de la Biosfera.

   Finalmente, exigió medidas «alternativas» para evitar volver a «momentos tan cruciales» para su conservación, al considerar que el plan explicado por Espinosa es «ambiguo» y sin presupuesto pormenorizado ni acciones programadas que sirvan a paliar la situación.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés