La bodega Albet i Noya recupera la población de murciélagos en su finca para controlar la polilla de la uva

Se practican aberturas en la caja para que los murciélagos puedan acceder al interior, donde además se fijan unos listones interiores para que los murciélagos puedan colgarse a dormir durante el día. Salen a cazar durante la noche, que es justo cuando vuelan las polillas de la uva. La especie de murciélagos más común en Subirats es el murciélago soprano (‘Pipistrellus Pygmaeus’), que puede comerse hasta 130 polillas en una noche, aunque algunas otras especies más voraces pueden llegar a los 1.000 insectos cada noche.

Además, en la finca de Can Simón se rehabilitará una casa en ruinas para hospedar a una gran colonia de murciélagos que ayudará a controlar la polilla del racimo o de la uva.

Fuente: VERITAS

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés