Estudian la morfología de los ríos de la cuenca del Júcar para conocer su «estado de salud»

Estos trabajos se enmarcan dentro del Scarce, un ambicioso proyecto de investigación coordinado por el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua del Consejo Superior de Investigaciones Científica (IDAEA-CSIC) de Barcelona cuyo objetivo es describir y predecir la relevancia de los impactos del cambio global sobre la disponibilidad del agua, su calidad y los servicios ecosistémicos de las cuencas mediterráneas de la Península Ibérica, así como sus impactos en la sociedad y en la economía. En concreto, el estudio se centra en las cuencas del Llobregat, Ebro, Guadalquivir y Júcar.

   En él participan 12 grupos científicos españoles con más de cien investigadores y líderes en diversas disciplinas como la hidrología, geomorfología, química, ecología, ecotoxicología, economía, ingeniería y modelización.

   Las pruebas desarrolladas por los investigadores de la UPV, la UdL y la UPV/EHU se centraron en conocer las características de los cauces y su morfología, en distintos puntos de la cuenca del Júcar. En concreto, tomaron las primeras muestras para analizar los tipos de sedimentos de los ríos y los cambios que en ellos se producen.

   A partir de ahí, y en colaboración con investigadores del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente (Iiama) de la Politécnica de Valencia, estudiarán también cómo dichos cambios pueden incidir directamente en la morfología de los ríos y, en consecuencia, en los hábitats acuáticos y en los bosques de ribera. Dichos cambios podrían alterar hábitats de importancia para especies amenazadas, como la loina del Júcar u otras especies acuáticas, que investigadores del IGIC llevan años estudiando, para aportar un grano de area en su conservación.

- Advertisement -

PREDECIR COMPORTAMIENTO RÍOS

   «Estamos estudiando el estado actual de los ríos, trabajando en puntos bien distribuidos por la cuenca hidrográfica. Además, a partir de la aplicación de ciertos modelos, en colaboración con el Iiama  intentaremos predecir el comportamiento futuro de los ríos de la cuenca, posibles cambios en su morfología y en su fauna acuática, en un hipotético escenario futuro de escasez de agua. Es decir, trataremos de adelantar cómo será la cuenca del Júcar en unos años con unas condiciones hídricas y climatológicas diferentes a las que tenemos hoy en día», explica Francisco Martínez Capel, investigador del Instituto IGIC de la Politécnica de Valencia.

   En total, los expertos del Instituto para la Gestión Integrada de Zonas Costera de la UPV han establecido quince puntos de estudio en toda la cuenca del Júcar, situados en lugares como Antella, Cárcer, Hortunas, Motilleja, Huélamo o toda la zona del Cabriel. Concretamente este río, de gran valor natural, será objeto de un estudio más detallado, que comenzará a finales de este año, y servirá para aplicar técnicas más novedosas y distintos modelos para predecir como cambiarán nuestros ríos.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés