Proyecto Gran Simio pide al Zoo de Santillana del Mar que ponga fin al programa europeo de cría de especies en peligro de extinción de orangutanes

Para esta organización, forzar a tener nuevamente hijos sabiendo que es incapaz de cuidarlos, es una irresponsabilidad y falta de ética profesional, por lo que demuestra que sólo  interesa tener crías por ser la única pareja de orangutanes procedente de Sumatra para suministrárselo a otros zoológicos..

Por este motivo y según Proyecto Gran Simio, las Autoridades deberían  poner fin a esta práctica que puede rallar el maltrato. Los responsables del centro zoológico, tendrían que realizar un programa de educación a Maria para que aprendiera, en caso de no saber, cuidar sus bebes. Forzarla a tener más crías sin saber cuidarlas, es un claro signo de explotación sexual que tiene que ser denunciado.

Los grandes simios no necesitan ninguna madre de alquiler humana, ya que tienen sus propias madres para que se encarguen de ellos cuando son pequeños. Es importante garantizar el lazo y la unidad familiar.

Igualmente la misma organización pide al Zoo de Santillana del Mar, que mejore las instalaciones de los grandes simios, por estar en espacios muy reducidos y con poco entretenimiento ambiental.

“Se hace necesario que de forma urgente, la Administración del Estado regule la situación de los grandes simios en España, al estar muchos de ellos en pésimas condiciones y otros entrando a formar parte de traslados innecesarios de un centro a otro rompiendo lazos afectivos. Tenemos que recordar que los grandes simios, entre ellos el Orangután son homínidos, pertenecen a nuestra propia familia y les debemos un respeto y un trato diferente al que se les están dando, siendo considerados meros objetos en lugar de sujetos con derechos. Numerosos científicos piden el cese en cautividad de estos compañeros evolutivos y concentrarlos en santuarios donde puedan vivir en semilibertad. Se necesita una Ley que regule el trato que se da a los grandes simios y evitar las explotaciones sexuales a las hembras como a María, la orangután del Zoológico de Santillana del Mar, que son enmascaradas en Programas de cría que sólo sirven de pantalla para otros intereses. Ningún zoológico hasta el momento en el mundo, ha realizado una reintroducción de grandes simios (gorilas, chimpancés, bonobos o orangutanes) en su hábitat, a pesar de la existencia de numerosas zonas donde ya no quedan poblaciones, por lo que los Programas en Cautividad sólo sirve para eso, aumentar la cautividad de estas especies. Insistimos en que la única forma de salvar una especie es la protección del propio hábitat”, ha declarado Pedro Pozas Terrados, Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio (PGS/GAP-España).

Nuevamente Pozas insiste en que se debe cancelar el envío de Silvestre a Monkey World y al igual que sus hermanas, permanecer junto a sus padres. El problema de consanguinidad que dicen pudiera existir si permanecen juntos se soluciona con evitar que tengan más hijos. Además los orangutanes saben respetar el parentesco.

Proyecto Gran Simio pide que por parte de la Administración Central y como ya se aprobó en el Congreso de los Diputados el 25 de junio del 2008, se legisle una Ley de Grandes Simios que acabe con estos abusos de propiedad y con la situación pésima en que viven muchos grandes simios cautivos en España.

Igualmente piden al Presidente de la Comunidad de Cantabria que impida la salida del orangután Silvestre a Reino Unido, alegando que es Cántabro por nacimiento y de nacionalidad española por derecho. El pasado dos de septiembre esta Asociación mando una carta al Miguel Ángel Revilla explicándole las razones por las que Silvestre debe quedarse con su familia.

Pozas hace un llamamiento a la población cántabra y los turistas que visitan esta Comunidad, para que antes de pagar para ver el Zoológico de Santillana del Mar, reflexionen sobre la cautividad de estos grandes simios y  la explotación sexual a la que está siendo sometida la orangután Maria.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés