Bencé Máté, ganador del premio Fotógrafo del Año de Vida Salvaje 2010, con la imagen Una maravilla de hormigas

Así, Máté retrata a las hormigas cortadoras de hojas en acción. El propio fotógrafo ha destacado que de su obra «le encanta el contraste entre la sencillez del propio disparo y la complejidad de la conducta (de las hormigas)».

   Además, en la categoría joven, el inglés Gil Fergus ha sido premiado por la fotografía ‘El momento congelado’. Fergus señala que tomó la imagen un día que hacia -17 grados en Escocia y en su jardín las aves buscaban comida. Por ello, retrató a un zorzal en acción con la intención de reflejar «la sensación de congelación de aquel día».

   La ceremonia de entrega se ha realizado en el Museo de Historia Natural de Londres, donde se han expuesto las más de cien fotografías ganadoras del premio de las 18 categorías en formato grande.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés