Gecen critica que la Generalitat autorice las redes abatibles para cazar aves

Los ecologistas han asegurado en un comunicado que las redes abatibles o ‘enfilats’ acaban con más de 600.000 aves paseriformes (verderón, verdecillo, jilguero, pardillo, pinzón, entre otras.), además de decenas de rapaces diurnas como gavilanes o cernícalos.

   «Bajo la excusa de capturar aves vivas para el canto, la Conselleria da autorización a cientos de cazadores que masacran la avifauna, siendo plenamente conocedora de la realidad del ‘enfilat’, que constituye la segunda forma más efectiva, tras el parany, de matar aves protegidas para usos gastronómicos», ha aclarado Gecen.

   Según esta asociación, «las aves que se capturan en otoño no sirven para cantar, pues tienen el canto viciado, es decir, han aprendido de su entorno notas que las hacen inútiles para los concursos de cantos -la excusa para capturarlos-, pero no para degustarlos en una paella o fritos», por lo que -han añadido- «todos aquellos pájaros que se capturan en otoño son destinados al consumo y no al canto».

   «Todo esto la Conselleria lo sabe y lo permite, son cómplices activos de una masacre, de la ilegalidad», según el colectivo ecologista, que ha pedido que «no se permita la captura de aves en ‘enfilat’ en otoño y se anulen dichas autorizaciones».

   Gecen ha explicado que las aves para el canto «han de proceder de la cría en cautividad, por lo que ya está bien de avalar, apoyar y aplaudir, con conocimiento de causa, a un grupo de matarifes de aves».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés