La selva amazónica debe su biodiversidad a los Andes

Desde una variedad de disciplinas que incluyen la filogenia molecular, la ecología, la geología estructural y la paleontología, los autores proporcionan una visión general tanto de los habitantes históricos como de los procesos geológicos ancestrales de la selva del Amazonas a través de la Era Cenozoica, que se extiende a lo largo de los pasados 65,5 millones de años.

   Los investigadores, dirigidos por Carina Horn, explican cómo la aparición de los Andes dio lugar a un proceso geológico complejo y por fases que finalmente condujo a la biodiversidad de la selva actual.

   Otro estudio del Instituto de Investigación Tropical Smithsonian de Balboa, en la República de Panamá, investiga los efectos de uno de los episodios de calentamiento global más fuertes de los pasados 65 millones de años, el Máximo Termal del Paleoceno-Eoceno (MTPE), sobre los bosques tropicales de Colombia y Venezuela. Los descubrimientos muestran que los bosques tropicales en realidad proliferaron bajo las altas temperaturas y los elevados niveles de dióxido de carbono que asolaron la región hace aproximadamente 55 millones de años.

   Estos investigadores presentan registros de polen, esporas y otra materia orgánica fosilizada procedentes de tres localizaciones tropicales que revelan un aumento distintivo en la diversidad vegetal, en su mayor parte en las plantas con fruto, durante el MTPE. Sus descubrimientos contrastan con los planteamientos clásicos de que los ecosistemas tropicales se ven afectados negativamente por el estrés del calor.

- Advertisement -

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés