Reino Unido, Francia, Portugal y España analizan la adaptación de los bosques al cambio climático

Como detalla Julio Díez, investigador del departamento de Producción Vegetal y Recursos Forestales de la Universidad de Valladolid, ubicado en el Campus de Palencia, el proyecto tiene dos grandes líneas, Una de ellas es el establecimiento de 37 arboretos en el arco comprendido entre Escocia y Lisboa, parcelas “donde se plantarán unas 30 especies distintas de árboles de diversa procedencia para ver cómo se comportan ante las distintas condiciones, de manera que podamos prever el posible efecto del cambio climático”.

La segunda línea de actuación se centra en el establecimiento de diversas zonas de demostración en los lugares donde se ubicarán los arboretos, con el fin de “evaluar ciertos cambios en la silvicultura tradicional con vistas a la mitigación de los efectos del cambio climático”. El investigador ejemplifica la labor que se realizará en estas áreas de demostración. “Las predicciones de cambio climático nos advierten de que la temperatura va a aumentar cuatro grados en los próximos 50 años y que la precipitación va a disminuir, por lo que quizá interesaría situar los árboles más juntos para que haya una menor pérdida de humedad y aguanten mejor”, explica. Así, se trata de estudiar las mejores condiciones para que las distintas especies sufran menos el impacto del calentamiento global.

Además, se creará una base de datos en línea con toda la información recolectada por los diferentes socios. Castilla y León y Cantabria Díez coordina los trabajos que se llevarán a cabo en Castilla y León y Cantabria, en el marco de la labor científica que se realizará en España. Los científicos de la Universidad de Valladolid Cristina Recio y Felipe Bravo colaboran también en el proyecto, así como la Dirección General de Medio Natural de Castilla y León y la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad de Cantabria. En concreto, en el marco de este subproyecto se crearán, gestionarán y estudiarán dos arboretos y dos rodales de demostración ubicados en Cantabria; así como tres arboretos y dos parcelas de demostración situadas en Castilla y León.

Selección de las especies de las zonas de ensayo

- Advertisement -

El proyecto Reinforce se inició hace más de un año y, hasta el momento, se está avanzado en la elección de especies que se incluirán en las parcelas de demostración. De las 300 especies escogidas en un primer momento se han seleccionado cerca de 70, “tras determinar cuáles eran las que mejor se podían acoplar a la zona en la que nos encontramos”. En cuanto a los criterios seguidos, principalmente ha sido la representatividad de la especie en la zona. De este modo, en el caso de Cantabria se han seleccionado, entre otras variedades, el pino insigne y el eucalipto; mientras que en Castilla y León se ha escogido el pino silvestre o el pino pinaster, entre otras especies.

http://www.dicyt.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés