WWF delata las fronteras mortales para la supervivencia del tigre en el Sudeste asiático

El informe El comercio de grandes felinos en Myanmar y Tailandia desvela la importancia de los mercados callejeros que se concentran en las fronteras de Myanmar, China y Tailandia a la hora de facilitar el comercio ilegal de tigres y otras especies en peligro de extinción.

El estudio documenta, además, gráficamente, las ventas de tigres y otros grandes felinos en peligro de extinción, incluyendo un león asiático casi desaparecido en la actualidad. Durante una década de investigación en Myanmar y Tailandia, los científicos han podido observar partes de tigres, leopardos y otros grandes felinos que, en conjunto, ascienden a casi medio millar de ejemplares. Y este es tan sólo un pequeño porcentaje de las cifras reales de animales capturados.

El documental Cerrando la Puerta Mortal ilustra de forma estremecedora el comercio ilegal reflejado en el informe. Las imágenes de tigres descuartizados y expuestos en mercados callejeros son una muestra espeluznante de la terrible situación en la que se encuentran estos felinos y la creciente impunidad con la que operan las redes de tráfico ilegal.

Los mercados provinciales y tiendas en los pueblos de Mong La (Myanmar), cerca de la frontera China, y Tachilek, en la frontera Tailandesa, juegan un papel principal en la distribución al por mayor de partes de tigre, incluyendo pieles, huesos, garras, penes y dientes. Los productos son vendidos a turistas y visitantes chinos, o bien transportados por carretera y por mar a China y Tailandia para ser distribuidos a otros mercados inernacionales.

- Advertisement -

El informe explica cómo el tráfico de estos animales se realiza a través de ciertas fronteras de Myanmar, Lao PDR, Tailandia, Malasia, India e Indonesia, atravesando  zonas que no se encuentran directamente controladas por los gobiernos nacionales, al tratarse de zonas autónomas. Las entrevistas realizadas a traficantes de especies en estas áreas ‘grises’ revelan cuantiosos márgenes de beneficios, autoridades corruptas y ningún miedo ante unas repercusiones legales altamente improbables. El comercio de especies amenazadas se realiza de forma descaradamente abierta. Por otra parte el informe resalta que, aunque las comunidades locales se encuentran en algunos casos involucradas, raramente llevan las riendas del negocio.

En total, la población de tigres en estado salvaje en el mundo ha sufrido un alarmante descenso de más de 1.000 ejemplares en la última década. (VER MAPA DISTRIBUCIÓN DEL TIGRE) de las cuales, casi la mitad se han producido en esta zona, llamada Gran Mekong (Cambodia, Lao PDR, Myanmar, Tailandia y Vietnam).

Para WWF, el comercio a gran escala de este felino tan amenazado –apenas quedan 3.200 en estado salvaje – supone la mayor y más directa amenaza a la supervivencia de la especie.  Además, la zona entre Myanmar y Tailandia es la región más propicia para su recuperación.

La legislación sobre conservación en Myanmar y Tailandia son claras y contundentes, prohibiendo todo tipo de tráfico ilegal de tigre y otros grandes felinos. Pero la falta de aplicación de las leyes, y la relajación de las fronteras entre el norte de Myanmar y el sur de China, han dado lugar a esta situación.

WWF pide a las autoridades de los dos gobiernos que pongan en marcha los mecanismos necesarios para hacer cumplir la ley, y hace un llamamiento a los organismos internacionales para que apoyen las medidas que se acuerden en la próxima cumbre. La organización espera que la convergencia de los 13 países en Rusia suponga un nuevo comienzo para el futuro del tigre, con la erradicación del tráfico ilegal en el centro de las negociaciones.

Inciativa Global Tigres Vivos de WWF. Tx2 Doble o Nada

El proyecto de WWF, Global Tiger Initiative, busca la concienciación de la sociedad para conservar el tigre y frenar su declive, consiguiendo un mayor apoyo de gobiernos, empresas y particulares. Con la ayuda de científicos, políticos, formadores, donantes y expertos de todo tipo se están creando nuevos mecanismos que permitan proteger al tigre. Entre las metas de la organización se encuentra frenar la caza y el comercio ilegal, así como aumentar la protección de sus hábitats. A cambio se ofrecen argumentos no sólo culturales, sino también económicos, que favorezcan un cambio de rumbo en el futuro del felino. Su objetivo: conseguir duplicar la población actual de tigre de cara a 2022, el próximo Año del Tigre en el calendario chino. El primer gran encuentro será en Rusia a partir de mañana, con la participación de los 13 países involucrados: Bangladesh, Bután, Cambodia, China, India, Indonesia, Lao PDR, Malaysia, Myanmar, Nepal, Rusia, Tailandia y Vietnam. La campaña online Ruge por el Tigre está centrando la participación de miles de peronas en todo el mundo.

¿Qué pide WWF para salvar al tigre?

 

  • Invertir en la protección de las zonas de alimentación más importantes de la especie, incluyendo la formación de agentes especializados.
  • Asegurar un número suficiente de áreas protegidas para los tigres en las que se mantenga constante un suministro adecuado de presas (un tigre necesita aproximadamente un ciervo de tamaño mediano a la semana para sobrevivir).
  • Proteger los bosques y praderas que forman los paisajes en los que habitan los tigres. Incorporar la conservación del tigre en las estrategias de desarrollo, promoviendo actividades económicas alternativas como el eco-turismo.
  • Frenar el tráfico ilegal de tigres y de sus presas, incrementando la efectividad de las persecución de los delitos y las medidas disuasorias para cazadores furtivos y traficantes ilegales.
  • Aumentar los equipos científicos para medir, monitorizar y estudiar el tigre, las poblaciones de presas y sus hábitats.
  • Poner en marcha planes de mitigación del conflicto humanos-tigres, como por ejemplo, la compensación en el caso de muertes de ganado.
  • Asegurar presupuestos suficientes para poner en marcha medidas necesarias para proteger al tigre.
  • Asegurar que los beneficios sociales y económicos de la conservación del tigre se compartan con las comunidades locales y otras partes involucradas.
  • Colaborar y cooperar en programas transfronterizos en los que existen poblaciones de tigres.

Datos sobre la situación del tigre

En menos de un siglo la población de tigres ha descendido de 100.000 ejemplares a 3.200 y han perdido el 83% de su territorio. Desde los años 40, tres especies han sido cazadas hasta su total extinción: tigre del Caspio o persa (Panthera tigris virgata), de Bali (Panthera tigris balica) y de Java (Panthera tigris sondaica) -. De otra especie más, el tigre de Xiamen, en China, tan sólo sobreviven unos 50 ejemplares en reservas y zoológicos. WWF se ha propuesto dar la vuelta a estas cifras con la campaña Tx2 que pretende doblar el número de ejemplares en libertad en 2022 y que este año reúne a los gobiernos de 13 países y diversas organizaciones internacionales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés