Sale a información pública el plan de conservación del urogallo

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón comenzó en 2009 la elaboración del proyecto de Plan de conservación del hábitat para el urogallo, y durante todo este tiempo el documento se ha ido enriqueciendo con las aportaciones recibidas desde los sectores consultados, como son los municipios y comarcas con presencia de la especie, colectivos ecologistas, sociales y empresariales. 

La última fase de la consulta para la elaboración de este plan se ha desarrollado durante este año, coincidiendo con la celebración del Año Internacional de la Biodiversidad.

El texto que hoy sale a información pública recoge las acciones básicas y necesarias para asegurar la conservación del urogallo en nuestra comunidad autónoma y recuperar una situación poblacional más favorable para su pervivencia a largo plazo.

Una de las novedades del plan es la necesidad de colaboración con sectores de la sociedad aragonesa para el desarrollo de algunas de las líneas de trabajo destinadas a mejorar las condiciones del hábitat forestal adecuadas para albergar urogallos.

- Advertisement -

Población y distribución

El urogallo es un ave emblemática de las montañas del norte de la península Ibérica, donde habitan dos subespecies diferentes: el pirenaico, Tetrao urogallus aquitanicus (Ingran, 1915), y el cantábrico, Tetrao urogallus cantabricus (Castroviejo, 1967). Durante las dos últimas décadas, las poblaciones ibéricas han sufrido un paulatino descenso y una reducción de su área de distribución. Este fenómeno se ha producido en toda su área de distribución mundial, pero la regresión más intensa ha tenido lugar en las poblaciones meridionales, especialmente en la Cordillera Cantábrica y Pirineos.
En Aragón, los estudios sobre el urogallo se remontan a principios de la década de 1970, si bien se intensificaron a partir de 2000 con el objetivo de evaluar el estado de las poblaciones.

La población pirenaica de urogallo se extiende por ambas vertientes del macizo, incluyendo territorio de España, Francia y Andorra.

En Aragón, el urogallo se distribuye por dos núcleos separados del área pirenaica: uno en la zona oriental, comarcas de Ribagorza y Sobrabe, y otro, mucho más pequeño, en los valles occidentales de la Jacetania. Ambos se encuentran separados por más de 70 km; ahora bien, en el primer caso existe posibilidad de relación hacia el este con la población catalana y en el segundo con la francesa situada al norte.

El núcleo occidental se encuentra en declive, con dos cantaderos en el año 2000 y solo uno a partir de ese año, por lo que su situación es extremadamente crítica. El núcleo oriental, más extenso y estable, comprende las cabeceras y los macizos meridionales próximos de las cuencas de los ríos Cinca, Ésera y Noguera-Ribagorzana. En la actualidad de estima que hay unos 100 ejemplares en toda la Comunidad.

Factores de declive

El declive del urogallo se debe a una combinación de factores, algunos son globales, como el cambio climático, y otros locales, como la fragmentación y modificación del hábitat, la incidencia de depredadores en el periodo de nidificación, algunas actividades humanas (elevada frecuentación, colisión con infraestructuras, furtivismo y proliferación de complejos invernales turísticos) o la baja tasa de reclutamiento juvenil entre otros.

Gabinete de Comunicación

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés