Ecologistas dicen que el Plan de Reordenación debe eliminar más de 1.000 hectáreas de regadío «ilegales» en Doñana

Según ha indicado a Europa Press el responsable de Agricultura de WWF en Doñana, Felipe Fuentelsaz, desde la aprobación del Plan de Ordenación del Territorio del Ámbito de Doñana (Potad) en febrero de 2004, cuando se contabilizaron unas 10.300 hectáreas de regadío, han aparecido en Doñana más de 1.680 nuevas hectáreas, de la cuales «más de mil se han transformado sin autorización».

   Así, ha apuntado que de estas nuevas 1.680 hectáreas de regadío, unas 600 se inscribe en zona forestal A o declarada de especial protección por el Potad, las cuales «deben de ser eliminadas sí o sí», mientras que otras 400 pertenecen a zona de secano, que también «tienen que desaparecer».

   Tal y como ha indicado Fuentelsaz, de cumplirse las manifestaciones que se han realizado estos días que apuntan a que la Junta no autorizará ninguna explotación posterior a la aprobación del Potad, «tendrían que eliminarse unas 1.200 hectáreas de regadío transformadas sin autorización desde 2004».

   Además, ha hecho hincapié en la necesidad de que se lleven a cabo actuaciones dentro del Plan Especial de Regadíos de la Corona Norte de Doñana como la restauración de los principales arroyos de la zona, por ejemplo, el arroyo de La Cañada, o la recuperación de suelo, sin olvidar la dotación y mejora de las infraestructuras.

- Advertisement -

   La Junta de Andalucía presentará este jueves el Plan Especial de Regadíos de la Corona Norte de Doñana, destinado a reordenar los cultivos y consolidar las explotaciones agrícolas existentes dentro de la legalidad en esta zona del Espacio Natural que comprende los municipios de Moguer, Lucena, Bonares, Rociana y Almonte

   De este modo, según han informado a Europa Press fuentes de la Administración autonómica, el conocido como ‘Plan Especial de la Fresa’ será presentado el próximo jueves en el seno de la comisión de Desarrollo Sostenible del Consejo de Participación de Doñana.

   Este plan parte de un compromiso firmado en diciembre de 2007 por las consejerías de Medio Ambiente, Agricultura y Obras Públicas para la ordenación de los regadíos en el entorno de Doñana, que contemplaba el mantenimiento de la actividad agrícola atendiendo a medidas alternativas de ahorro en el consumo de los recursos del acuífero Almonte-Marismas, del que se nutre Doñana y que ha experimentado un importante descenso en los últimos años.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés