Las ONG se oponen a las granjas de salmón en Galicia

Pescadores de bajura gallegos se concentran  hoy viernes en la plaza de San Caetano en Santiago de Compostela para oponerse a la instalación de un polígono de jaulas de acuicultura de salmón en la ría de Muros-Noia.

WWF, Greenpeace y AEMS-Ríos con Vida se oponen al comienzo de esta práctica acuícola en España y  comparten la preocupación y demandas de  los pescadores y mariscadoras. Esta granja competiría físicamente con importantes áreas de pesca, afectándolas gravemente, y muy especialmente a la Reserva Marina de Interés Pesquera Os Miñarzos en Lira-Carnota (A Coruña), impulsada por los propios pescadores y mariscadores.

Asimismo, alertan de que la cría de salmón es una de las prácticas acuícolas con mayor impacto sobre el medio marino y, a menudo, por contaminación genética, también de los ríos. Por estas razones, la mayoría de las organizaciones conservacionistas  recomiendan no consumir salmón proveniente de acuicultura. Esta industria ya ha producido graves problemas en países como Chile, Noruega o Escocia, no sólo desde un punto de vista ambiental, sino que también económico, causando graves conflictos sociales una vez instaladas.

Según WWF, Greenpeace y AEMS, la acuicultura del salmón ha demostrado con frecuencia graves impactos en el medio marino y el sector pesquero. Problemas de eutrofización, por las elevadas cantidades de residuos orgánicos procedentes de las granjas, escapes y contaminación genética de las poblaciones salvajes de salmón, uso y entrada de antibióticos en la red alimentaria, impactos sobre predadores marinos, contagio de enfermedades a poblaciones salvajes. En Canadá y en Chile, la biodiversidad de las zonas donde hay granjas de salmón se ha reducido al 50% (1).

- Advertisement -

La zona afectada tiene una elevada sensibilidad ambiental al formar parte del Lugar de Interés Comunitario (LIC) de Monte Louro, protegido por Red Natura 2000. Esta práctica es, por otro lado, una amenaza para las poblaciones salvajes de salmón atlántico, ya de por sí bajo mínimos en nuestro país, por contaminación genética, tal y cómo se ha comprobado en Noruega y Escocia con más de mil ríos afectados.

“La acuicultura de salmón no es una solución a la sobrepesca,  sino que agudiza el problema, ya que se necesitan capturar peces para alimentar a los salmones, una especie altamente carnívora”. Ha declarado Celia Ojeda, responsable de Océanos de Greenpeace. “La instalación de estas granjas no es una apuesta de futuro, es una apuesta por un sistema ya fracasado y que tendrá graves impactos sobre el medio marino, y sobre el empleo de más de 3500 personas”.

Raúl García, responsable de pesquerías de WWF, comentó: “estamos preocupados con la política de la Xunta de Galicia; en vez de apoyar decididamente los esfuerzos de estas cofradías por la pesca sostenible, mina sus esfuerzos autorizando una práctica nueva en España de comprobado  impacto en otras regiones del planeta”.

Galicia alberga la mayor flota autonómica, supone cerca del 50% de total de la flota española y el 6% de la UE. En esta comunidad, la flota de artes menores y el marisqueo son muy importantes; el 87% de estas embarcaciones faena en aguas interiores, sobre todo, en las rías, explotando especies como el pulpo, la faneca, el congrio, el chopo, la centolla y la almeja.

Las cofradías perjudicadas generan un entramado social y económico que da empleo a unas 500 mujeres de marisqueo a pié y más de 3.000 marineros de bajura. Frente a este tejido socio-económico, la Xunta cifra el número de empleos que se generarán en unos 109 directos y 200 indirectos en un plazo de tres años. Es, sin duda, un paso hacia atrás en la economía del lugar. Con frecuencia, el empleo finalmente creado en instalaciones acuícolas es mucho menor que el anunciado inicialmente, tal y como se ha observado en Galicia en la última década.

www.wwf.esECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés