FSC España y ADENEX demuestran que un nuevo modelo de desarrollo es posible en Extremadura

Esta jornada, celebrada en la casa de la cultura de Villafranca de los Barros (Badajoz) se incluye dentro de las acciones formativas gratuitas del Programa empleaverde 2007-2013 de la Fundación Biodiversidad, cofinanciadas por el Fondo Social Europeo. Colaboran Fundación COPADE, Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado (COCETA) y Leroy Merlin, formando a sus empleados y proveedores en Certificación FSC.

La han inaugurado Manuel de Luque, coordinador del Programa empleaverde en FSC España, que ha puesto en valor «los productos derivados del monte extremeño, como el corcho, la biomasa forestal y la bellota», frente a otros recursos no renovables y contaminantes «que son responsables del modelo económico que nos ha llevado a esta crisis».

Y, Jesús Valiente, director de Campañas de ADENEX, que ha reclamado «medidas urgentes en la dehesa extremeña para favorecer la regeneración de arbolado y frenar su degradación, por tratarse de un ecosistema y un sistema productivo único en el mundo. Y ha recordado «que Extremadura podría funcionar cien por cien con energías renovables, en pocos años».

En la primera parte de la jornada, en la que se ha analizado el actual modelo económico de Extremadura basado en infraestructuras que impiden el verdadero desarrollo de la región, han intervenido Sara Pizzinato, responsable de Cambio Climático de Greenpeace España. La portavoz de la organización ecologista ha insistido sobre «el peligro innecesario» que supone seguir manteniendo abierta la central nuclear de Almaraz, porque «se trata de una energía muy peligrosa, sucia y cara». Y ha defendido como alternativa al sector de las renovables porque «son las únicas que pueden garantizar la creación de empleos sostenibles».

- Advertisement -

Luis Leza, portavoz de la Plataforma Ciudadana Refinería No, ha denunciado la inversión en una nueva refinería porque «el petróleo es un recurso escaso, porque es contraria al objetivo de reducir la dependencia energética de los combustibles fósiles y porque su instalación obligaría a la construcción de un oleoducto de más de 200 km, y otras infraestructuras de captación y tratamiento de aguas y vertidos, cuyo impacto ambiental es mucho más grave en un lugar como Extremadura por estar alejado del mar».

Y por último, Mª Ángeles López, abogada de ADENEX, que ha reclamado el cumplimiento de la ley en el PIR Isla de Valdecañas por «el daño medioambiental a un espacio protegido declarado por la propia Junta de Extremadura». Y ha defendido «un tipo de desarrollo turístico que beneficie de verdad a la población extremeña, no a unos pocos trabajadores en su fase de construcción».

En la segunda parte de la jornada, se han presentado las claves para impulsar en Extremadura un nuevo modelo económico, que vea en la gestión responsable de sus dehesas un verdadero motor productivo.

Han intervenido, Raúl Lanzo, ingeniero del Departamento de Recursos Naturales Renovables de Iprocor, que ha recordado «que la dehesa puede ser una fuente de recursos inagotable, siendo la certificación forestal FSC su mejor garantía». Y ha resaltado las ventajas económicas del corcho como producto natural, que por sus propiedades, puede tener innumerables aplicaciones en otros sectores productivos (construcción e industria vinícola, entre otros), «España es el segundo país del mundo con mayor superficie de alcornocales y produce el 30% del total de corcho a escala mundial, lo que genera ingresos por valor de 1.500 millones/euros/año».

Elena Díeguez, secretaria Técnica de la Asociación de Criadores de Ganado Porcino Selecto Ibérico Puro y Tronco Ibérico (AECERIBER), que ha insistido en la importancia económica que tiene para las empresas extremeñas de ganado porcino poner en valor el monte ibérico ya que «desde hace miles de años la convivencia del cerdo ibérico con la dehesa ha sido casi perfecta. Forma un binomio en el que se benefician uno del otro. La dehesa aporta cobijo y sustento al animal. La explotación ganadera del cerdo ibérico, rentabiliza las explotaciones de dehesa».

Por último, Sara Pizzinato, ha cerrado el acto, presentando en primicia para Extremadura, la campaña «Aleja a Volkswagen del Lado Oscuro», que pone de manifiesto el interés empresarial por mantener la dependencia de nuestro país al petróleo. Proponiendo con ella que Extremadura ponga en práctica una «revolución energética en su forma de producir, transportar y consumir energía».

www.es.fsc.org – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés