Neandertales caníbales habitaron la cueva de El Sidrón en Asturias

Así lo explicó el prehistoriador Marco de la Rasilla, quien disertó en el Ciclo de Conferencias sobre Prehistoria de Puente Viesgo sobre los hallazgos arqueológicos en la cueva asturiana.

   De la Rasilla recordó en su exposición que El Sidrón es uno de los ocho yacimientos prehistóricos del mundo donde se ha logrado obtener ADN mitocondrial de los restos humanos neardentales encontrados en la cueva asturiana, donde ya hay 12 individuos reconocidos, entre ellos un niño, varios adolescentes y seis adultos (tres varones y otras tantas mujeres).

   El ponente repasó la historia de las excavaciones arqueológicas iniciadas en el año 2000 en El Sidrón, tras comprobarse que los restos humanos encontrados en la cueva procedían de hace miles de años y no de la Guerra Civil española cuando se utilizó como refugio.

   Desde entonces, en el asentamiento prehistórico descubierto en el concejo asturiano de Piloña se han encontrado unos 2.000 restos de neardentales, 400 muestras de industria lítica y también fósiles de fauna.

- Advertisement -

CANIBALISMO RITUAL O ALIMENTICIO

   Según precisó Marco de la Rasilla, las investigaciones realizadas en la cueva asturiana confirman que estuvo habitada por neandertales que practicaron el canibalismo, aunque no se sabe con exactitud si por cuestiones rituales o por puras necesidades alimenticias, ya que, según explicó el conferenciante, hay muestras científicas de que sus pobladores prehistóricos sufrían de hambre y de estrés nutricional.

   De la Rasilla agregó que los fósiles humanos localizados en El Sidrón corresponden a neardentales clásicos con un perfil genético similar al detectado en otros yacimientos prehistóricos similares, tal y como se está comprobando en un gran proyecto de investigación europeo en el que participa la cueva asturiana, otras dos alemanas, una rusa y otra croata.

   Por el momento, las pruebas científicas realizadas sobre restos fósiles de neandertales de distintas zonas europeas ratifican unos 82 genes que les diferencian del ser humano actual.

   Los estudios más detallados realizados hasta ahora en El Sidrón sobre una de las hembras neandertales, la de más edad, aclaran que correspondían a una mujer pelirroja, con piel y ojos claros y de grupo sanguíneo 0.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés