Una «Nursery» de ballenas

Conteos realizados en las ultimas semanas por Guillermo Harris desde el Observatorio de Ballenas Franca Austral Punta Flecha, indican que el número de ballenas continua aumentando en la zona del Doradillo como lo ha hecho en años recientes para esta época, y nuevamente está arrojando cifras record.

 

El sábado 31 de Julio se contabilizaron 208 ballenas desde Punta Flecha, de las cuales 45 eran crías pequeñas de esta temporada. Como es habitual las madres con cría muestran preferencia por las aguas menos profundas cercanas a las playas, mientras que los individuos solitarios y grupos de apareamiento tienden a no mostrar preferencias por ningún sitio en particular.

 

- Advertisement -

Estos conteos se realizan utilizando un telescopio de 22 aumentos desde un punto de observación en la cima del acantilado del Observatorio Punta Flecha. Todas las ballenas observadas se registran en una planilla extremando los cuidados para evitar dobles conteos. El trabajo dura aproximadamente una hora y media.

 

“Los conteos de ballenas desde la costa se vienen realizando desde el año 1979 y muestran como la población de Península Valdés ha ido en crecimiento desde ese entonces. También refleja los cambios en el uso de los espacios costeros de la Península a lo largo del tiempo”, expresó Harris.

 

En el trascurso del año 1979 hacia esta parte, este arduo trabajo ha sido relevado por varios investigadores e instituciones, pero principalmente quien ha liderado las estimaciones de población ballenas y su distribución, así como otros aspectos biológicos, ha sido Guillermo Harris, una de los naturalistas con mayor reconocimiento en nuestro país y actualmente, presidente de la Fundación Patagonia Natural. Su pasión y dedicación al estudio de estos animales, fue trasladada hacia otros integrantes de dicha ONG, convirtiendo los resultados de los conteos de ballenas en una fuerte herramienta para la conservación.

 

Guillermo Harris también precisó “Un dato curioso”, indicando que en la década de 1970 la zona donde mas ballenas había, en particular madres con cría, era en la costa externa de la Península Valdés, entre Caleta Valdés y Punta Norte. Durante la década de 1980 la mayor cantidad de madres con cría se registraba en la zona de Puerto Pirámides. Recién en la década de 1990 se comienzan a ver madres con cría en la zona del Doradillo donde, en la actualidad, se produce una de las mayores concentraciones.

Cabe mencionar que también se observan madres con cría en la zona de Puerto Pirámide y el Golfo San José. Al respecto, el especialista señaló “Las razones de esta variación en el uso del hábitat se desconocen. Las condiciones del mar, los sonidos en el agua o las gaviotas podrían ser causantes. O podría sencillamente obedecer a variaciones en el comportamiento social de las ballenas, de igual forma en que para los humanos pasan de moda los restaurantes, los locales bailables y las cafeterías. Lo cierto es que las ballenas seguirán eligiendo sus espacios en donde procrear y continuaremos viendo cambios en el futuro”.

 

En tal sentido, resulta importante destacar que desde la Fundación Patagonia Natural se está llevando adelante el Proyecto Sistema Interjurisdiccional de Áreas Protegidas Marinas el cual intenta, entre otros objetivos, implementar buenas prácticas de manejo y gestión en las Áreas Protegidas de la costa argentina, importantes para la conservación de la biodiversidad marina. De este modo, la idea a futuro es que los sitios que logren una adecuada gestión basada en prácticas responsables y acordes al contexto ambiental, se conformen en modelos a replicar en otras áreas protegidas.

 

Teniendo en cuenta este relevante proyecto de conservación en nuestro país y la buena temporada de ballena que transcurre en Península Valdés, en términos de población, Harris se animó a afirmar “Hoy por hoy, el Doradillo es una “nursery” para las ballenas y un deleite para quienes las admiran y protegen”.

www.patagonianatural.org

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés