Teruel. La DPT destaca la utilidad del programa Pyrosudoe tras realizar las últimas acciones de prevención de incendios

Las últimas acciones se han llevado a cabo en las localidades de Fórnoles y Ráfales que este viernes han visitado el vicepresidente primero de la institución, Francisco Abril, y el diputado del Área de Desarrollo Rural, Julio Esteban.

   En declaraciones a Europa Press, Esteban ha manifestado que la experiencia derivada de este programa «ha sido buena», de hecho se han podido conocer algunas iniciativas reales porque «en las Islas Baleares hubo incendios y nos han permitido sacar conclusiones que de otra forma desconoces». Y es que, el diputado ha apuntado que «con las ansias de querer vivir en el medio ambiente, algunas veces se construyen viviendas demasiado cerca de los bosques, lo que puede traer consigo incendios forestales».

   El proyecto Pyrosudoe pretende mejorar la gestión y la protección en las zonas de «interfaz entre el medio rural y el medio urbano, las viviendas que existen próximas a un medio forestal», ha considerado Esteban. Según ha dicho, entre sus objetivos se encuentra el de «establecer una cultura de prevención contra incendios».

ÚLTIMA FASA

   El diputado ha recordado que actualmente se ejecuta la última fase del programa. En la primera se desarrollaron jornadas de sensibilización, se instalaron carteles informativos y se procedió a la limpieza y cartografiado del entorno de Alcalá de la Selva y Olba. En el segundo año de aplicación se amplió la zona de acción a las localidades de Beceite, Valderrobres, Fórnoles y Ráfales.

- Advertisement -

   Estas últimas localidades se han elegido por ser zonas de riesgo, al presentar un buen número de cultivos abandonados, el avance de los bosques hacia el medio urbano, el incremento de población en verano o la actividad agrícola de la zona.

   Según ha asegurado Esteban, en este caso «se ha acondicionado una franja de separación entre los núcleos urbanos y los bosques», también se ha reducido la espesura de los bosques y se han talado algunos árboles. En Fórnoles se han habilitado caminos que facilitan el acceso de los medios de extinción terrestres.

   Además, una vez acabadas todas las acciones los socios europeos de este programa se han comprometido a realizar «una reunión para elaborar las conclusiones definitivas de este programa» con la intención de poder realizar una normativa común con la que «se puedan prevenir los incendios forestales que acaben afectando a los núcleos urbanos».

   El programa europeo se comenzó a aplicar en 2009 y en él han intervenido varias regiones europeas de España, Francia y Portugal. La Diputación de Teruel ha participado, a través de la Oficina de Programas Europeos, con un presupuesto de 240.000 euros, financiados en un 75 por ciento por los Fondos Feder.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés