Aragón. Un total de 400.000 hectáreas se verán afectadas por la sequía

El presidente de la Federación de Regantes del Ebro y de la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón, César Trillo, ha asegurado que, «a no ser que antes de mayo mejore la situación», es decir, que antes de ese mes aumenten las lluvias, unas 400.000 hectáreas «se verán afectadas por la sequía» en la comunidad autónoma.

   Así, la falta de agua y nieve ha sido uno de los asuntos principales que han tratado este viernes las organizaciones agrarias con el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, en la Mesa de Seguimiento de Producciones Agrarias.

   Por su parte, el consejero ha explicado, en declaraciones a los medios de comunicación, que durante esta reunión se han adoptado «cuatro o cinco grandes decisiones» de «gran calado» que va a trasladar al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, en una reunión que mantendrán el martes 21 de febrero.

   De esta forma, la primera de ellas es «poner de manifiesto la importancia colectiva de reivindicar todas las obras del Pacto del Agua, como la gran necesidad de Aragón, en virtud del cual si estuvieran hechas no habría en estos momentos los problemas de sequía climatológica que hay porque tendríamos resulta la sequía estructural, que es la falta de regulación».

- Advertisement -

   «Como punto segundo –ha proseguido– por todos los integrantes de la mesa se ha puesto de manifiesto la necesidad de pedir un decreto de sequía con la suficiente amplitud que pueda recoger las necesidades que ya se contemplan en estos momentos y las que pueden venir en momentos posteriores, si la situación se pone todavía peor».

   Asimismo, ha indicado que durante la reunión «se ha puesto de manifiesto el asunto de los seguros», es decir, se ha hablado «de su importancia, de perfeccionar algunos de ellos y fundamentalmente de promover la adopción de ellos y, en concreto, la promoción del seguro de pastos, de frutos secos y olivar».

   También se han tratado «cuestiones relativas a la ganadería extensiva», con la que se pretende trabajar en poner puntos de riego para que pueda desarrollarse debidamente y luego se han concretado dos bloques de «órdenes de excepcionalidad para determinados cultivos».

INQUIETUD DE LOS REGANTES

   Por su parte, el presidente de la Federación de Regantes del Ebro, César Trillo, ha apuntado que ha trasladado a la mesa «la situación de sistemas de riego de Aragón, principalmente la margen izquierda, también en la margen derecha, la situación del Aguasvivas y del Jalón, que son los ríos más precarios».

   Además, ha asegurado que hay «inquietud» entre los regantes por la falta de infraestructuras. En este sentido, ha indicado que dicha carencia ha afectado a Aragón «desde hace décadas» y es lo que «nos ha llevado ahora a esta situación».

   Trillo ha recordado que en la primavera pasada «estuvimos vertiendo bastantes hectómetros» de agua en varias zonas de Aragón por «no disponer del mantenimiento para poder guardarla»

   «Sequía hay en Andalucía, pero tienen agua para dos años, aquí no tenemos regulación para poder garantizar el agua para un año», ha aseverado Trillo.

   Por ello, ha considerado necesario pedir «un decreto de sequía» y que se ponga en marcha de forma «urgente» la regulación del Pacto del Agua, ya que «de no venir lluvias abundantes en el mes de mayo, el maíz y el arroz en Aragón prácticamente van a desaparecer».

SITUACIÓN SIMILAR A 2005

   Por otro lado, el presidente Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA), José Manuel Penella, ha destacado la «gran preocupación en todo el sector» que está «en la puerta de tener un año similar a 2005, con una gran sequía».

   También ha insistido en que hay otras medidas «de carácter urgente que habría que negociar». Entre ellas ha apuntado la problemática de endeudamiento de muchas explotaciones y ha pedido «gestionar algunas de las moratorias en los plazos de amortización que vencen en este año», ya que «ayudaría a flexibilizar la situación económica».

   En lo que se refiere a frutos secos y olivar, ha reiterado que por la repetitiva sequía habría que reponer plantaciones leñosas, para lo que ha solicitado «un plan de reestructuración».

   El presidente de Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Aragón (ASAJA), Fernando Luna, ha afirmado que «una sequía extraordinaria necesita medidas extraordinarias para salir del atolladero».

   Por ello, ha considerado necesarias las que a su parecer son las dos principales medidas que se han negociado en la mesa: «los seguros agrarios de sequía y la puesta en marcha de las obras de almacenamiento de agua pendientes en Aragón».

PRODUCCIÓN AGRARIA AFECTADA

   El presidente de Asociación Regional de Agricultores y Ganaderos de Aragón (ARAGA), José Manuel Tornos, ha coincidido con el resto de organizaciones presentes en la reunión en la necesidad de infraestructuras para paliar la sequía, y ha asegurado que «ya hay muchos cultivos afectados, no sabemos si lloverá o no estos meses, pero la planificación agraria este año ya se va a ver afectada».

   Al respecto, el presidente de UPA, José Manuel Roche, ha concretado que esta reunión era «fundamental» y que «hay miedo» de llegar a una situación de sequía en Aragón «como la del 2005».

   Por ello, también ha reivindicado que se realicen «las grandes obras de regulación» y que «cuando se hable de un plan hidrológico nacional se empiece por Aragón, por asegurar las reservas que necesitan los regantes y la sociedad aragonesa».

   Entre estas obras, ha citado la «necesidad» de «desactivar y poner en marcha embalses tan importantes para los regantes de Aragón como Yesa y Biscarrués, por ejemplo».

   El presidente de la Federación de Cooperativas Alimentarias de Aragón, Fernando Marceno, ha informado de la preocupación por las zonas que se han visto «altamente afectadas por la falta de agua y nieve» y donde, desde algunas cooperativas, «se han hecho inversiones muy fuertes y hay muchos puestos de trabajo que mantener».

REUNIÓN

   Además, en esta reunión también han participado el director general de Desarrollo Rural, Luis Barruedo, y el director general de Producción Agraria del Gobierno aragonés, Jesús Nogués.

   Barruedo ha comunicado que como medida paliativa de la sequía es necesaria la realización de las obras del agua y el impulso del seguro agrario. Aunque también ha recordado que Aragón cuenta «con un sistema robusto de seguros agrarios» lo que coloca a la Comunidad «en una situación privilegiada» que, «de cumplirse las previsiones del Gobierno de Aragón», no se va a perder aún estado en estas «circunstancias especiales» de crisis económica.

   No obstante, ha matizado que «hay que mejorar en la medida de lo posible los seguros y, sobre todo, hay que fomentar las contrataciones» en el sector agrario.

   El director general de Producción Agraria, Jesús Nogués, ha solicitado a los agricultores que estén «tranquilos», ya que desde el Gobierno aragonés van a estar pendientes de «la evolución de estos cultivos».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés