Gibraltar quiere controlar con muros submarinos la corriente que afecta a los rellenos, según Verdemar

Verdemar-Ecologistas en Acción asegura tener conocimiento de que Gibraltar pretende proteger los terrenos ganados al mar en la zona Este del Peñón de las «fuertes corrientes» marinas y los temporales mediante la instalación de «muros submarinos de hormigón» en la zona, que, según recuerdan, es Lugar de Interés Comunitario (LIC).

   Según ha indicado a Europa Press el portavoz del colectivo ecologista en el Campo de Gibraltar, Antonio Muñoz, las corrientes marinas han venido afectando a los rellenos que Gibraltar ha realizado en los últimos años y, ahora, al retomar el proyecto inmobiliario de ‘Eastside’ o ‘Cabo Privilegiado’ con una inversión de 28 millones de libras –unos 33 millones de euros–, el Gobierno de la colonia está planteando aplicar esas medidas de protección «más contundentes», ya que «los espigones no son suficientes y se les están yendo a causa de esas corrientes».

   Avanza Muñoz que están trabajando para recabar las pruebas suficientes sobre este asunto y ponerlas a disposición de la Unión Europea para que adopte las medidas que estime oportunas.

   Por otra parte, ha anunciado que Verdemar va a ampliar la denuncia presentada en junio ante la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea por la posible vulneración por parte de Gibraltar de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres del LIC del Estrecho Oriental.

   Lo harán viendo la atención que les está prestando el Defensor del Pueblo Europeo, que ya ha escrito dos veces al colectivo indicándole que está estudiando su queja relativa al «sorprendente silencio» de la Comisión sobre la denuncia antes citada. En su segundo escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, la Oficina del Defensor del Pueblo Europeo entiende que «la Comisión no tramitó adecuadamente la denuncia» e indica que están trabajando a fin de encontrar «una solución rápida».

   Explica Muñoz que la ampliación de la denuncia hace referencia a la arena que Gibraltar «pretende traer de Marruecos para regenerar la playa de ‘Sandy Bay'». Su intención es que la UE controle si cumplen la normativa europea, señalando a modo de ejemplo que «si la arena se importara de un espacio protegido de Marruecos, eso no está permitido y acarrearía sanciones».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés