Las conchas de las almejas de río tienen láminas microscópicas de material orgánico al menos desde el Cretácico

Las conchas de las náyades (almejas de río) están formadas por carbonato cálcico pero además tienen en su interior una serie de láminas microscópicas de material orgánico, que las ayuda a protegerse, según una investigación del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

   Así, el estudio en el que participa el investigador del museo, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rafael Araujo, señala que estas capas microscópicas están presentes en las conchas de las náyades desde, al menos, el Cretácico, que es el periodo geológico que se extiende desde hace 150 a 65 millones de años aproximadamente.

   «Nuestros resultados sugieren que las láminas orgánicas jugaron un papel fundamental en la protección de la concha en los primeros bivalvos que pasaron del mar al agua dulce y actualmente mejoran la supervivencia de las especies que viven en ambientes ácidos», ha explicado Araujo.

   El investigador añade que hasta ahora se pensaba que las capas de material orgánico eran una reacción de estos moluscos para evitar la disolución de su concha, y su posterior muerte, en caso de roturas.

   La investigación cuestiona la validez de la presencia o ausencia de este material orgánico como una característica válida para reconocer las diferentes familias de náyades.

   Para la elaboración del estudio los investigadores han trabajado con 13 especies de náyades, actuales y fósiles, procedentes de las colecciones del MNCN y del Museo Geominero Láminas orgánicas en secciones de distintas especies de náyades actuales vistas al microscopio electrónico de barrido.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés