Málaga, extraordinaria regeneración natural del Barranco Blanco

La regeneración natural de la zona afectada por el gran incendio de Barranco Blanco, que en agosto de 2012 calcinó 8.225 hectáreas de seis municipios malagueños y se saldó con dos fallecidos, varios heridos y miles de desalojados y de daños materiales, está siendo «excepcional, abundante y generalizada», por lo que los servicios técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio no consideran necesario realizar tareas de repoblación forestal.

   Una buena regeneración natural, fruto de las actuaciones realizadas, tanto de pinos como del resto de especies vegetales presentes en la zona; en el primer caso básicamente por la germinación de las semillas y en el segundo, por rebrote. Así se desprende de una respuesta de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio a una pregunta de la parlamentaria andaluza de IU por Málaga, Dolores Quintana.

   Pese a que no se considere necesaria la repoblación forestal, en la respuesta, firmada por la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano Jiménez, y a la que ha tenido acceso Europa Press, se incide en que «pueden seguir promoviéndose este tipo de tareas de manera participativa en aquellos terrenos desprovistos de vegetación con anterioridad al incendio y, en consecuencia, carentes de banco de semillas y de raíces o pies que pudieran rebrotar de manera natural».

   Según se expone, los criterios técnicos utilizados han sido los habituales en estos casos; de forma que, tras la extinción de un incendio forestal, se ejecutan actuaciones de emergencia para evitar riesgos para las personas y para los recursos naturales, así como para facilitar la regeneración natural.

   Una vez ejecutados los trabajos de emergencia, se deja un periodo de dos a tres años para que la naturaleza actúe y se regenere el ecosistema. En este caso concreto y dada la envergadura del incendio, se constituyó una comisión técnica para encauzar las actuaciones de la propia Consejería y para facilitar la participación social.

   La Consejería ha tenido en cuenta las opiniones de varios colectivos a través del Consejo Provincial de Medio Ambiente y Biodiversidad, de reuniones de coordinación de acciones de voluntariado en la restauración y de jornadas informativas y formativas organizadas por los ayuntamientos afectados y otras entidades.

PARTICIPACIÓN DE LA SOCIEDAD

   Sin embargo, la parlamentaria andaluza de IU, que ha criticado que la respuesta se haya producido seis meses después de presentar su pregunta, ha considerado que «no se ha dado mucha cabida a la participación social en el proceso de restauración, no habiéndose dado la suficiente apertura al voluntariado».

   A su juicio, «en la gestión del patrimonio natural hay que ser mucho más participativo». «No creemos que se haya dado la opción a las diferentes asociaciones y colectivos para participar suficientemente», ha manifestado a Europa Press Quintana.

   En las actividades de voluntariado llevadas a cabo han destacado las entidades Pinsapo, Arboretum, Ecologistas en Acción, Fundación «la Caixa», Produnas y la asociación de hosteleros, así como los propios ayuntamientos de los términos municipales afectados, según la Junta. En este punto, el Gobierno andaluz ha aportado más de 13.000 plantas, herramientas, asesoramiento técnico y apoyo logístico.

   La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha llevado a cabo acciones de emergencia y ha ampliado determinadas actuaciones para la restauración de los montes públicos afectados por el incendio, con un importe total de un millón de euros.

   Los trabajos de emergencia ejecutados se centraron en la prevención de riesgos –hidrológicos por erosión y arrastre de tierra y cenizas, caídas de árboles, etcétera–, así como en la limpieza y acondicionamiento del terreno para minimizar la aparición de plagas forestales asociadas al proceso de descomposición de la vegetación y para favorecer la regeneración natural y, en su caso, futuras acciones de restauración.

   Las posibles acciones de restauración se diseñan, proyectan y llevan a cabo en función de la respuesta de los ecosistemas a las condiciones naturales, se precisa en la respuesta.

   Entre otras actuaciones en la zona afectada por este gran incendio, se ha llevado a cabo la limpieza de la madera quemada, la corrección hidrológica o la recogida de piña y bellotas.

GOBIERNO CENTRAL

   Por otra parte, se añade que en marzo de 2013 el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente inició trabajos de restauración en la zona, con un presupuesto de un millón de euros. Por tanto, la inversión entre ambas administraciones alcanza los dos millones.

   Propuestas por la Junta de Andalucía, las actuaciones que ejecuta el Ministerio suponen una continuidad de las ya realizadas, incorporando trabajos de reforestación de determinadas áreas y riberas prioritarias, regeneración de enebrales y conservación de flora catalogada.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Lista Roja de la UICN

Meteoritos carbonáceos llenos de vida

Un roedor con mucha historia

Una tortuga gigante en los Pirineos