Proyecto Gran Simio teme por la salud del Gorila León trasladado del zoológico Loro-Parque al del Belo Horizonte en Brasil

Proyecto Gran Simio de España, pidió el pasado mes de septiembre al Zoológico de Loro Parque, que no trasladaran al Gorila “León” al zoológico Belo Horizonte en el Estado de Minas Gerais (Brasil), debido a la alta mortalidad de gorilas que se había producido en el mencionado centro. Según noticias recibidas recientemente, el mencionado zoológico brasileño al parecer se encuentra en una zona endémica de Leishmaniosis peligroso para los gorilas, resto de los animales y seres humanos. El zoológico está en el vértice de esa área, donde muchos animales están enfermos. Aunque en declaraciones a la prensa su Director lo niega, el hecho es que las Autoridades si conforman esta problemática en la zona.

 

            En este sentido el Proyecto Gran Simio Internacional (GAP) ha opuesto una denuncia al Organismo para la Supervivencia de los Grandes Simios (GRASP) de la ONU, que defiende los grandes primates, para comunicar los hechos y advertir que esta enfermedad es peligrosa para los gorilas.

Según lo que ha podido saber el GAP cuya sede central esta en Sau Paulo, los estudios científicos en la investigación sobre Leishmaniosis en Brasil informan que la ciudad de Belo Horizonte es un área endémica. El Zoológico está en el vértice de ese área, tiene animales contaminados desde hace muchos años y lo continúan teniendo. El único que ignora esta información es el Director de ese Zoológico, que en declaraciones a la prensa, negó la existencia de animales enfermos.

- Advertisement -

La Leishmaniosis llamada Visceral, es una infección causada por el protozoario Leishmania chagasi, y transmitida por un mosquito conocido en el Brasil como mosquito-palha. Los perros son los hospederos más comunes del parásito, contaminando a los mosquitos que se alimentan con su sangre y estos, a su vez, transmiten la infección a los humanos y grandes primates. El Ministerio de Salud brasileño estima que la mortalidad es de un 90%, cuando no hay tratamiento inmediato a la manifestación de la enfermedad.

Gran Simio expone que el Manual de Vigilancia y Control de Leishmaniosis Visceral en el Brasil, editado por el Ministerio de Salud de ese país, determina que animales infectados deben ser sacrificados y no sometidos a tratamiento. La eutanasia practicada en animales contaminados, que es criticada y polémica, ha sido la practica común en el Centro de Zoonosis de la ciudad de Belo Horizonte, en lo que se refiere a los perros ambulantes y los de propiedad privada.

La respuesta del Zoológico a una noticia publicada en diarios de la ciudad, en que el que el Proyecto Gran Simio Internacional reveló que ha sido denunciado por  irresponsabilidad al GRASP, es que ellos usan collares repelentes en los animales sospechosos de estar contaminados, para evitar que los mosquitos los piquen y transmitan la infección a visitantes humanos y a los otros animales.

Es prácticamente imposible, según los especialistas del Proyecto Gran Simio Internacional, que un Zoológico en el medio de la ciudad con mucha vegetación, con muchos animales potencialmente contaminados, consiga esparcir insecticidas para matar al mosquito transmisor, que es otra de las explicaciones que el Zoológico dice realizar para controlar la diseminación del mal.

Según fuentes veterinarias consultadas por el Proyecto Gran Simio, el collar no evita en un 100% el que los animales o personas, incluyendo los gorilas, puedan ser infectados, debiendo ser renovados en periodos cortos, ya que va perdiendo su efectividad con el paso del tiempo.

La Leishmaniosis Visceral es hasta más peligrosa que el Dengue. Las autoridades de salud federales del Brasil no han dado real importancia a la misma, ya que es una enfermedad que afecta a las poblaciones más pobres y todos los intentos de montar una estrategia actual y efectiva de combate a la misma, han sido ignoradas según declaraciones del Presidente Internacional del GAP en Brasil.

“Por estos motivos, el Proyecto Gran Simio ha solicitado a las Naciones Unidas que impida el envío de Grandes Primates para el Zoológico de Belo Horizonte, ya que puede ser un centro potencial de transmisión de esta enfermedad y que es muy peligroso  para todos los primates, humanos o no. Según noticias que hemos recibido, el gorila León va a ser padre de una de las gorilas que se  trajeron también de Reino Unido. Sus vidas pueden peligrar si son contaminados por la Leishmaniosis Visceral”, ha declarado Pedro Pozas Terrados, Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio (GAP/PGS-España).

 

Pozas nuevamente advierte que la práctica de traslados de grandes simios entre zoológicos, debería ser revisada por un equipo científico y filosófico independiente y ajeno a los centros, para evitar las frecuentes separaciones y rotura de lazos familiares que puedan repercutir en su estado de ánimo y estrés. También añade, que cada vez más, existen informes y estudios  científicos que avalan que los grandes simios cautivos deben ser tratados de una forma especial, respetando sus derechos por ser considerados personas no humanas, dado nuestro acercamiento genéticos y capacidades cognitivas iguales a las nuestras.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés