Anillados 20 pollos de Ibis Eremita en Cádiz

Una veintena de pollos de Ibis Eremita han sido anillados este miércoles en la colonia de la Barca de Vejer (Cádiz) bajo la supervisión de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Cádiz y del Zoobotánico de Jerez, instituciones que colaboran en un programa de recuperación de esta especie que está catalogada como en grave peligro de extinción.

   Según explica la Junta en una nota, el anillamiento es una técnica de marcaje para el estudio de aves silvestres. Se les coloca una anilla metálica en la pata, que lleva impresa un remite que identifica a la estación anilladora, donde se centralizan los datos.

   Con ello, se pretende realizar posteriormente estudios distintos sobre migraciones, longevidad, mortalidad, estudios de población, comportamientos de alimentación, etcétera.

   Recuerda que un total de 15 parejas de Ibis Eremita han nidificado este año en el tajo de la Barca de Vejer, en la comarca gaditana de la Janda, según los censos elaborados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en el marco del Proyecto Eremita.

- Advertisement -

   Asimismo, durante esta campaña han volado un total de 17 pollos, los cuales han sido anillados antes de abandonar el nido para tenerlos identificados y poder controlarlos en el campo, una vez que comienzan a abandonar la zona de cría.

   El programa Eremita lo inició la Junta de Andalucía en 2003, en colaboración con el Zoobotánico de Jerez y con el asesoramiento científico de la Estación Biológica de Doñana y del grupo Internacional de Expertos en Ibis Eremita, para crear en la comarca de la Janda una población estable y autosuficiente de esta especie, clasificada en el catálogo andaluz de especies amenazadas como extinta.

   Gracias a este programa se ha logrado el asentamiento de más de 70 aves en libertad en la provincia de Cádiz y la nidificación de 15 parejas.

   Las primeras parejas en nidificar lo hicieron en el mismo sitio que en campañas anteriores, llegando a asentarse un total de nueve parejas, mientras que el resto lo hizo a 700 metros del anterior. Este hecho supone un hito en la conservación de una de las aves más amenazadas del planeta, ya que sólo existen parejas reproductoras de esta especie en Marruecos y en Siria.

   Destaca la Junta que estas incipientes poblaciones de ibis, especie única en Europa, están sirviendo como un atractivo más a un turismo muy especializado en la observación de aves, fotografía de la naturaleza, etcéterra.

   El Ibis Eremita es un ave colonial, con un tamaño medio de 70 a 80 centímetros de altura, que habita en zonas áridas o semiáridas de estepas, pastizales y campos de cultivo. Esta especie, que se alimenta principalmente de insectos y de pequeños vertebrados, nidifca y tiene su refugio en cortados y acantilados costeros.

   Las poblaciones del Ibis Eremita han sufrido un dramático declive a lo largo de los últimos siglos, provocado por la pérdida de hábitat, persecución y molestias causadas por el hombre, contaminación en tejido por pesticidas y la agricultura intensiva.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés