Actualizar

sábado, enero 28, 2023

El gran fallo del acuerdo COP15

Hace apenas unos días, la 15ª Conferencia de las Partes (COP) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) llegó a su fin con la adopción del Marco Global de Biodiversidad Kunming-Montreal. Y si bien hubo acuerdo, este no es perfecto, ni mucho menos.

Gran fallo del acuerdo COP15. Este acuerdo es un conjunto de objetivos para revertir la tendencia de pérdida de biodiversidad y proteger la vida silvestre y los ecosistemas. Y si bien es muy halagüeño el hecho de plantear más de 20 metas de superación, es de lamentar la ausencia de compromisos sólidos para abordar el bienestar animal con un enfoque holístico.

Un acuerdo ambicioso

Los 193 Estados del CDB se reunieron en diciembre de 2022 con motivo de la COP15 de la Biodiversidad. Para adoptar finalmente el Marco Global de Biodiversidad de Kunming-Montreal que contiene 4 objetivos generales y 23 metas destinadas a proteger el 30 % del planeta, restaurar el 30 % de los ecosistemas y duplicar los recursos para la conservación de la naturaleza para 2030. Este acuerdo establece hitos importantes para lograr los objetivos de la visión 2050 sobre biodiversidad: vivir en armonía con la naturaleza.

Desde 2020, la crisis sanitaria mundial ha llamado significativamente la atención sobre los riesgos que plantea la explotación de animales salvajes para la salud pública. Para abordar estas preocupaciones, el texto establece que “el marco se implementará teniendo en cuenta el enfoque de Una sola salud”.

De esta forma se están reconociendo las interrelaciones que existen entre la salud del medio ambiente, la de los animales y la de los seres humanos. Además, la meta 5 apunta a garantizar que la explotación y el comercio de vida silvestre se lleve a cabo de manera sostenible. Y enfatiza que este es un requisito previo para reducir “el riesgo de contagio de patógenos”.

Este acuerdo será una guía e influirá de manera significativa en la elaboración de políticas nacionales y regionales en todo el mundo, incluida la UE, para cumplir con estos objetivos. Por lo tanto, este acuerdo histórico contiene un lenguaje y objetivos prometedores. Pero los mismos deben implementarse de manera eficiente y tangible, para garantizar la conservación de especies y animales salvajes individuales.El gran fallo del acuerdo COP15

Lo que falta

Uno de los grandes problemas de este acuerdo son los plazos. Es increíble que se hable de detener la extinción de especies inducida por el hombre para 2050. Estas metas por muy loables que sean, si no comienzan a aplicarse YA mismo, serna papel mojado en un par de años. Y tendrán el mismo efecto que los objetivos Aichi: ninguno.

También es preocupante la falta de consideración que se le da al bienestar animal, tanto a nivel general como individual. El bienestar animal es una piedra angular para la sostenibilidad y la conservación. Y esto ha quedado fehacientemente demostrado tras los debates sobre los sistemas alimentarios sostenibles.

Establecer objetivos claros para garantizar el bienestar de los animales salvajes y domésticos permitirá asegurar que tanto los animales como los humanos puedan prosperar en ecosistemas saludables. Y no olvidemos que el planeta es un ecosistema enorme, cuyo equilibrio depende en gran manera de la conservación y la salud de todas las especies. El gran fallo del acuerdo COP15.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés