Se incrementan las visitas a SOGAMA en casi un 50 por ciento durante el primer semestre del año en curso

En el primer semestre del 2015 y, respecto al mismo período del pasado año, el número de visitantes al complejo medioambiental de Sogama en Cerceda (A Coruña) se incrementó en un 49,5 por ciento, pasando de los 1.900 a los 2.842.

Este dato acredita el creciente interés que la actividad de Sogama despierta en el seno de la población, cada vez más concienciada respecto a la importancia que tiene la correcta gestión y tratamiento de los residuos urbanos, contemplando todo su ciclo de vida: desde que se producen hasta que se separan en origen por tipologías y se depositan en los diferentes contenedores, recibiendo posteriormente el adecuado tratamiento para que puedan ser reciclados o valorizados energéticamente, en el caso de la parte no reciclable.

Desde el inicio de su actividad, cerca de 65.000 personas han pasado por las instalaciones de la Sociedade Galega do Medio Ambiente con el objetivo de conocer de primera mano el proceso industrial que se lleva a cabo en las mismas. Esta experiencia les sirve para tomar conciencia de la necesaria colaboración ciudadana en el sistema a través de la aplicación efectiva del principio comunitario de las tres erres: reducir la producción de desechos, fomentar la máxima reutilización de los productos y contribuir al reciclaje mediante la segregación de materiales y correcto depósito de los mismos en los recipientes adecuados: amarillo, para los envases de plástico, latas y briks; azul, para los de cartón y papel; iglú verde, para los envases de vidrio; contenedor específico para pilas; y verde convencional, para la fracción resto, que Sogama convierte, con todas las garantías medioambientales, en energía eléctrica.

PROTOCOLO A SEGUIR

- Advertisement -


El programa de visitas a Sogama constituye una de las actuaciones más representativas del principio de transparencia informativa que guía el cometido de la entidad y a través del cual muestra abiertamente a la ciudadanía su operativa. No obstante, y a fin de que la experiencia se lleve a cabo con garantías, la empresa pública se rige por un estricto protocolo de actuación con el que pretende evitar posibles incidencias.

Es por ello que el colectivo interesado debe contactar previamente con el Departamento de Comunicación para fijar la fecha y hora de la visita, e intercambiar con la entidad una serie de documentos en los que debe dar cuenta de sus datos, contemplando en los mismos, entre otros aspectos, el nivel educativo de los integrantes del colectivo, extremo muy importante a la hora de adaptar el enfoque de la visita desde la dimensión pedagógica, procediendo al envío de las normas de seguridad, que deben ser respetadas de forma escrupulosa en todo momento, además de otra información complementaria.

Por razones operativas y de prevención, los integrantes de los grupos deben ser mayores de 9 años y no superar el número máximo de 50-55 personas.

Con carácter previo, la compañía les remite una serie de unidades didácticas adaptadas por tramos de edad para que efectúen un trabajo previo en sus hogares y/o escuelas, y de esta forma lleguen a las instalaciones con los conocimientos básicos que les permitan comprender el proceso industrial con mayores garantías.

El día de la visita son atendidos por educadores especializados que, tras impartir la correspondiente charla, apoyada en todo momento por presentaciones en power point, vídeos y multimedia, guiarán a los miembros del colectivo durante todo el recorrido.

La primera parada tiene lugar en la planta de clasificación, donde se segregan de forma automática, y por tipologías, los envases depositados por la población en los contenedores amarillos, procediendo a su remisión a los centros recicladores, donde se convierten en nuevos productos.

Acto seguido, el grupo se desplaza a la planta de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible, donde se procesa la basura convencional procedente de la recogida de los contenedores verdes genéricos, separando el acero, el aluminio y el vidrio, que se hacen llegar a la industria transformadora.

Una vez que Sogama amplíe sus instalaciones, se habilitará una planta específica para la recuperación de los envases contenidos en la fracción resto, contribuyendo de esta forma a aumentar los porcentajes de reciclado y a disminuir, en más de un 30 por ciento, el depósito de basura en el vertedero de Areosa.

ENCUESTAS DE SATISFACCIÓN


De regreso al edificio de oficinas de Sogama, se lleva a cabo un coloquio donde los visitantes tienen la oportunidad de consultar dudas y trasladar sus observaciones y comentarios.

Todos los que voluntariamente así lo deseen, podrán cubrir, en formato papel o vía on line, encuestas de satisfacción anónimas para dar a conocer sus impresiones sobre el programa de visitas y posibles mejoras a incorporar al mismo.

Los resultados obtenidos hasta el momento son muy satisfactorios. De hecho, una vez realizado el itinerario, el 95 por ciento de los visitantes considera que Sogama lleva a cabo una buena labor, contribuyendo de forma destacada a la protección del medio ambiente en Galicia y al desarrollo sostenible de la comunidad.

Entre los aspectos que destacan en mayor medida cabría mencionar las atenciones y grado de implicación de los monitores, la dinamización de la visita en sí y la acertada adaptación de las explicaciones al perfil de los colectivos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés