Almería, Castillo de Locubín clausura y sella el vertedero

Así lo ha puesto de relieve el delegado del área, Juan Eugenio Ortega, quien ha hecho entrega del fin de las obras al alcalde castillero, Cristóbal Rodríguez, según ha informado la Junta en un comunicado este sábado.

Las obras de clausura y sellado del vertedero de Castillo de Locubín (Jaén) han permitido recuperar para la ciudadanía 7.900 metros cuadrados que han sido restaurados paisajísticamente por la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta.

Así lo ha puesto de relieve el delegado del área, Juan Eugenio Ortega, quien ha hecho entrega del fin de las obras al alcalde castillero, Cristóbal Rodríguez, según ha informado la Junta en un comunicado este sábado.

«Se trata de una acción de recuperación paisajística donde la Junta ha invertido 115.000 euros para la puesta en valor del paraje de El Cerrajón», ha recordado Ortega.

- Advertisement -

Los trabajos de restauración paisajística, que comenzaron el pasado mes de agosto en este enclave ubicado a unos seis kilómetros de Castillo de Locubín, han permitido remodelar este entorno que, pese a su pendiente, ha permitido la plantación de especies autóctonas, así como la siembra de arbustos de pistachos de forma experimental.

«Al mismo tiempo que estamos cumpliendo con la normativa, estamos atajando, con la clausura y sellado de estos enclaves, posibles problemas ambientales de contaminación y riesgos sanitarios, sin olvidar que estamos recuperando estos espacios para la ciudadanía», ha subrayado el delegado.

Las actuaciones han incluido la limpieza de basura del vaso de vertido y zonas adyacentes tanto con medios mecánicos como manualmente para los residuos de tamaño medio y pequeño. Posteriormente se han ejecutado los trabajos de estabilidad y nivelación de la zona de vertido, con el objetivo de evitar derrumbes y asientos incontrolados de los mismos.

Con respecto a la cobertura del área, se ha situado una barrera de separación entre los residuos y el medio que le rodea, además de crear una superficie que pueda soportar vegetación con la consiguiente reducción del impacto visual del vertedero, según ha señalado la Junta.

Seguidamente se han acometido los trabajos del sistema de drenaje, una vez que era necesario contar con un sistema de cunetas en el perímetro del vertedero para que hubiera posibilidad de la llegada del agua de escorrentía, creando una barrera física.

Por último, se han llevado a cabo trabajos de «revegetación» con la plantación de diferentes especies arbustivas y arbóreas en la totalidad de la superficie sellada del vertedero, según apunta la Junta.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés