Actualizar

domingo, febrero 5, 2023

Polémica en Cantabria por las basuras de Guipúzcoa

Y es que, según ha asegurado, «en absoluto» es rentable económicamente pues, según Fernández, las tasas que se van a cobrar a Guipúzcoa no servirían para «amortizar» lo que costaría un nuevo vertedero.

El PP ha acusado al Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) de emplear argumentos «falsos y erróneos», como la posibilidad de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la empresa pública MARE, para hacer que los cántabros «se traguen» la basura» de Guipúzcoa «sin rechistar».

Así lo ha afirmado este viernes, en rueda de prensa, el exconsejero de Medio Ambiente, Ordenación y Urbanismo y actual senador del PP por Cantabria, Javier Fernández, quien ha insistido en que la posibilidad que se está planteando de firmar un convenio a largo plazo con Guipúzcoa para que sus basuras vayan al vertedero de Meruelo «choca» contra el criterio de «sostenibilidad» que, según ha dicho, debe regir el uso de esta instalación de tratamiento de residuos.

Y es que, según ha asegurado, «en absoluto» es rentable económicamente pues, según Fernández, las tasas que se van a cobrar a Guipúzcoa no servirían para «amortizar» lo que costaría un nuevo vertedero.

También ha defendido que es una decisión «inadecuada» desde el punto de vista social, porque, según ha advertido, reduciría «más de la mitad» la vida útil del vertedero, y también medioambiental ya que, según ha dicho, los residuos que está trasladando Guipúzcoa no se valorizan como se hace con los de Cantabria y una «mayoría» van directamente al vertedero compactados independientemente de su naturaleza. «Es una pésima noticia para Cantabria», ha opinado.

UTILIZACIÓN «MEZQUINA» DEL GOBIERNO DE LOS TRABAJADORES DE MARE

Pero lo que más ha criticado el exconsejero de Medio Ambiente es que, según ha dicho, se esté «utilizando», a su juicio, de forma «mezquina» a los trabajadores de MARE, después de que el pasado lunes, en el Pleno del Parlamento de Cantabria, la vicepresidenta regional, la socialista Eva Díaz Tezanos, aludiera a esta posibilidad.

A juicio de Fernández, con esta advertencia de Díaz Tezanos, se está intentando justificar ese acuerdo de residuos con Guipúzcoa a largo plazo –que los ‘populares temen que sea «indefinido»– en base a la situación de MARE.

El senador ‘popular’ ha insistido en que la actual situación de MARE «no lleva de ninguna manera a hablar de ERE». «El Gobierno lo que tiene que hacer es gestionar de forma correcta MARE y no amenzar con EREs que no tienen ningún sentido a día de hoy», ha dicho.

MARE, CON UNAS CUENTAS «SANEADAS» Y SIN NECESIDAD DE ERE, SEGÚN EL PP

El que fuera consejero de Medio Ambiente con el anterior Gobierno (PP), presidido por Ignacio Diego, ha afirmado que en 2011 cuando los ‘populares’ llegaron al Ejecutivo tuvieron que buscar 14 millones de euros para inyectar en MARE pues, según ha dicho, no había recursos ni para pagar las nóminas.

Además, ha señalado que en ese momento MARE gestionaban 30 instalaciones con un coste de 18 millones de euros.

Fernández ha afirmado que, aunque inicialmente se planteó en ese momento llevar a cabo un ERE en esta empresa pública, finalmente «no fue necesario» efectuarlo, aunque sí hubo que hacer prejubilaciones y unos 60 trabajadores pasaran de ser fijos a fijos discontinuos, trabajando seis meses y el resto del año cobrando el paro, si bien el exconsejero ha añadido que ya en 2015 «todos volvieron a tener un trabajo fijo».

También, el exconsejero ha reivindicado que durante la pasada legislatura se incrementó el número de instalaciones gestionadas por MARE, pasando de las 30 en 2011 a las 42 en 2013, pero se redujo el coste, de 18 a 15 millones.

Además, ha defendido que, durante la etapa del anterior Gobierno del PP, se organizaron y «regularizaron» las encomiendas de gestión a MARE a través del establecimiento de plurianuales con los que el Ejecutivo ya sabía lo que tenía que abonar a esta empresa pública año a año por los servicios que realizaba.

A preguntas de los periodistas en relación a la situación de pérdidas en que se encuentra MARE dibujada en el Pleno del pasado lunes por la vicepresidenta regional, Fernández ha asegurado que es una situación «coyuntural» y la ha achacado a los 18 millones de euros que hubo que destinar a amortizar un crédito relativo a la planta de secado térmico de fangos de Reocín.

Esta planta fue cerrada la pasada legislatura por el Ejecutivo del PP porque, según los ‘populares’, no era eficiente. Fernández ha señalado hoy que clausurarla un suponía un ahorro de «3 o 4 millones anuales».

A pesar de ello, Fernández ha señalado que esa situación se dio en un año «particular» y ha insistido en que las cuentas de MARE están «saneadas».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés