Logroño, éxito en la recogida selectiva de ropa

Hoy mismo se han instalado dos nuevos contenedores, con lo que en la ciudad de Logroño se distribuyen 26 contenedores para la recogida selectiva de textil.

La recogida selectiva de ropa alcanza un nuevo récord al alcanzar los 225.422 kilos en 2015, un 36 por ciento más que el año anterior, según datos que han dado a conocer el concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor, y el gerente de Fundación Cáritas Chavicar, Jesús Pablo Romero.

Hoy mismo se han instalado dos nuevos contenedores, con lo que en la ciudad de Logroño se distribuyen 26 contenedores para la recogida selectiva de textil.

El concejal ha destacado la satisfactoria evolución de este servicio que, en primer lugar, se plasma en las cifras del ejercicio pasado: 225.422 kilos de ropa recogidos en los 20 contenedores distribuidos por toda la ciudad, 3 en instalaciones deportivas y uno en el Punto Limpio municipal. «60.000 kilos más que el año anterior con los que superamos ampliamente el objetivo marcado entonces que era llegar a los 200.000 kilos de ropa».

- Advertisement -

Ruiz Tutor ha añadido que «por encima de los datos, tenemos que insistir en sensibilizar a los logroñeses de los beneficios que aporta la recogida selectiva de ropa, un método que es seguro y garantiza que no haya fraudes y que, además, genera puestos de trabajo con sentido social, todo ello avalado por una institución con la reputación y trayectoria de la Fundación Cáritas Chavicar».

Por su parte, el gerente de Fundación Cáritas Chavicar, Jesús Pablo Romero, ha agradecido en primer lugar al Ayuntamiento de Logroño «su completa disposición en el correcto tratamiento de la ropa como residuo textil, generando además cultura solidaria en beneficio de los más necesitados».

Si el año pasado se instalaron seis nuevos contenedores, este año se instalan dos nuevos en zonas de reciente construcción y necesitadas de un punto de recogida, como son Los Lirios (en la calle Teruel, a la altura del número 9) y el sector Piqueras (a la altura del número 40 de la calle Piqueras). Asimismo se traslada el punto de recogida ubicado en el barrio de Portillejo (pasando de la calle Yagüe, esquina Acequia, a la altura del número 28 de la calle Yagüe.

Este cambio ha venido motivado por la problemática causada la confusión del contenedor naranja con un contenedor de basura, depositándose en él residuos orgánicos. En este sentido, Jesús Pablo Romero ha querido hacer un llamamiento «para que la sociedad identifique claramente el objeto de cada contenedor. En este caso, el contenedor naranja únicamente es para depositar ropa, calzado, juguetes y otros enseres que puedan ser reutilizados».

A lo largo del año 2015 se recogieron, a través de los 20 contenedores que hay en la vía pública más tres instalaciones deportivas y el Punto Limpio de Logroño, un total de 225.802 kilogramos de residuo textil. Esta cuantía, que se vio sustancialmente ampliada gracias a la instalación a finales de marzo del pasado año de nuevos contenedores en el centro de la capital, supone cumplir las expectativas de 2015 y un importante aumento con respecto a 2014 (año que se recogieron 165.000 kg).

DESCENSO EN 2016

Sin embargo, Jesús Pablo Romero ha mostrado su preocupación en torno al descenso que marca la evolución de la recogida en los primeros meses de 2016, «máxime teniendo en cuenta que seguimos estando muy lejos de gestionar correctamente los 5 kilogramos que cada persona desecha al año».

De esa manera, los nuevos puntos de recogida en la vía pública de Logroño «pretenden facilitar a la población el fácil acceso a un punto de recogida, favoreciendo la reutilización y el reciclaje, pero también seguir ofreciendo ayuda social y generar empleo dentro de un nuevo modelo de economía social y solidaria -ha incidido Jesús Pablo Romero-.

Por eso es importante que los ciudadanos conozcan los beneficios de depositar la ropa en estos contenedores y, no sólo se evite que la ropa llegue a vertedero, sino que se sigan generando nuevas oportunidades a los colectivos más desfavorecidos a través del acceso de estas prendas en nuestros ‘Espacios con corazón’ y sobre todo a través de la inserción sociolaboral mediante la orientación, la formación y la colocación de nuestros participantes en el mercado laboral».

CRECIMIENTO CONTINUO DESDE 2010

Desde la implantación de contenedores para la recogida selectiva de textil (ropa y calzado) en 2010, se ha ampliado tanto el número de emplazamientos como el material recopilado. Así, desde las cuatro localizaciones de 2010 y los 6.000 kilos recogidos, se ha pasado a 11 contenedores y cerca de 50.000 kilos en 2011; 18 contenedores y 165.000 kilos en 2014; hasta llegar a los 24 contenedores y 225.000 kilos de 2015.

De los 24 contenedores que había hasta ahora, 20 están en la calle, tres se ubican en instalaciones deportivas y 1 en el Punto Limpio municipal.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés