Reflexiones y actividades sobre el agrocompostaje

  • Un plan para poner en valor el agrocompostaje en el que el agricultor es quien composta los residuos de sus vecinos en sus cultivos, evitando los fertilizantes químicos, lo que contribuye a la viabilidad de las pequeñas explotaciones agrícolas y resulta más eficiente que el compostaje a gran escala. Un modelo que ya funciona con éxito en países como Bélgica, Holanda o Austria.

Comparte esta noticia!

En el año 2020, la Unión Europea obligará a que el 50% de los residuos orgánicos que generemos tengan que reciclarse. Una tarea para la cual agricultores de todo el sureste madrileño se preparan, este viernes en Perales de Tajuña, en un taller de agrocompostaje profesional. El objetivo es que vecinos, ayuntamientos y productores colaboren en la gestión de residuos orgánicos para que todos los alimentos que desechemos reviertan de nuevo en el Medio Ambiente.

Un plan para poner en valor el agrocompostaje en el que el agricultor es quien composta los residuos de sus vecinos en sus cultivos, evitando los fertilizantes químicos, lo que contribuye a la viabilidad de las pequeñas explotaciones agrícolas y resulta más eficiente que el compostaje a gran escala. Un modelo que ya funciona con éxito en países como Bélgica, Holanda o Austria.

Un proceso que no sólo es beneficioso para el Medio Ambiente, sino para las economías locales. “Los ayuntamientos dejarían de tener que depender de los elevados costes de los sistemas convencionales de basura, que se revertirían en los agricultores, siendo además una medida para incentivar el emprendimiento agrario”, ha explicado el presidente de Asociación Unida de Productores Agroecológicos, Luis Velasco.

El taller forma parte del Plan de Desarrollo Rural de la Comunidad de Madrid, que, a través del Fondo Social Europeo, ha creado diferentes Grupos Operativos Potenciales en los que entidades de diversa índole, Imidra, Aracove, la Asociación Intermunicipal Territorios Reserva Agroecológicos (Red TERRAE) o el Ayuntamiento de Perales de Tajuña estudian, valoran y llevan acciones para solucionar las necesidades del mundo rural madrileño.

PUBLICIDAD

Perales de Tajuña es uno de los municipios que más apuesta por la agroecología de toda la región y fue elegido por la Comunidad de Madrid para comenzar el proyecto AgroLab, que este año comienza su cuarta edición. Desde 2014, AgroLab Perales se ha convertido en un modelo de éxito en el que se han formado decenas de personas, muchas de ellas desempleadas. Una escuela de emprendimiento agrario que va más allá de la producción y venta, integrando valores sociales, y apostando por que la gestión de biorresiduos municipales se integre como parte de un itinerario de alfabetización agroecológica.

Comentario/s

Deja tu comentario