Arpal premia las buenas prácticas en el reciclaje de envases de aluminio

El plazo para que los internautas puedan realizar sus aportaciones concluye el próximo 12 de marzo, a las 12:00 horas, y el agraciado será obsequiado con una bicicleta de aluminio.

A fin de reconocer y premiar las buenas prácticas en el reciclaje de los envases de aluminio, ARPAL, la Asociación para el Reciclado de los Productos de Aluminio, ha lanzado un concurso a través de sus redes sociales en Facebook y Twitter, y con cobertura en el territorio español, en el que los participantes deben completar, de una forma ingeniosa, creativa e innovadora, la siguiente frase “Me disponía a depositar mi bolsa de envases de #aluminio en el contenedor amarillo cuando …”.

El plazo para que los internautas puedan realizar sus aportaciones concluye el próximo 12 de marzo, a las 12:00 horas, y el agraciado será obsequiado con una bicicleta de aluminio. Condición indispensable es que los participantes sean personas físicas mayores de 13 años, con residencia en España y que cuenten con un perfil de usuario en Facebook o Twitter.

Creada en 1994 con el fin de promover la recogida selectiva de los envases y botes de bebidas de aluminio usados y otros productos del mismo material, ARPAL, que representa a la industria del aluminio en Ecoembes, está conformada por una serie de entidades tales como Aludium, Constelium, Hydro Aluminium Deutschland GMBH y Novelis Europe.

El aluminio, todo ventajas

El aluminio se ajusta plenamente al concepto de economía circular, toda vez que no existe límite al número de veces que se puede fundir y reutilizar este material. La lata que nos estamos bebiendo hoy puede haber sido parte de otro envase de hace años y, si promovemos su reciclaje, puede que alguien beba de ella dentro de otros muchos.

Producir aluminio a partir de chatarra permite un ahorro del 95% de la energía si se compara con la producción a partir del mineral. Además, en el proceso de reciclado no se modifican las características del material, ya que se obtiene un producto con las mismas propiedades y sin disminuir la calidad del mismo

Un simple ejemplo sirve para ilustrar los beneficios de la recuperación de este material: la energía que se ahorra reciclando una sola lata de aluminio puede hacer funcionar un televisor durante tres horas.

Fuente: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Vertidos de la mina de Loreñe

¿Plásticos naturales?

El plástico acidifica el océano