PSOE quiere 500 nuevos contenedores, 200 de ellos en la calle, para que los madrileños reciclen el aceite usado

Ha sido el edil socialista Chema Dávila quien ha planteado esta cuestión, que también formó parte de la última comisión de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid aboga por implantar en la capital 500 nuevos contenedores para el reciclaje de aceite doméstico, de los cuales 210 quieren que estén en la calle, a razón de diez por distrito. En este sentido, piden que se convoque y adjudique otro concurso para la recogida de aceite usado de uso doméstico con más contenedores y en unas condiciones «que resulten atractivas para posibles licitadores y para que no vuelva a quedar desierto».

Ha sido el edil socialista Chema Dávila quien ha planteado esta cuestión, que también formó parte de la última comisión de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio. Dávila ha recordado que «en marzo de 2018, el Ayuntamiento de Madrid convocó un concurso por cuatro años para instalar 378 nuevos contenedores para la recogida, reciclado y gestión de aceite en puntos limpios, fijos, móviles, colegios, dependencias municipales, mercados».

En este Concurso se planteaba la instalación de 40 contenedores en la vía pública, algo que «hubiera sido muy positivo si no hubiera quedado desierto por falta de licitadores». Según los datos facilitados por la Dirección General de Limpieza y Residuos, el Ayuntamiento recogió en 2016 un total de 168.605 litros de aceite usado, mientras que en 2017 recogió 148.074 litros lo que supone 20.531 litros menos en sólo un año. Esta reducción es «inexplicable» para los socialistas, y pone de manifiesto el «escaso interés del gobierno municipal por el reciclado de aceite» que puede ser usado, una vez recogido y tratado, para generar biodiesel o fabricar jabón.

Los datos

El vertido de aceite vegetal usado es una de las principales fuentes de contaminación del agua en las grandes ciudades. También puede dañar las redes de saneamiento por su alto poder corrosivo. Un litro de aceite vegetal usado tirado por el fregadero o el inodoro puede llegar a contaminar hasta 1.000 litros de agua ya que el aceite se degrada y sufre alteraciones químicas cuando se le somete a altas temperaturas a la hora de cocinar.

El consumo medio de aceite en España ronda los 11 litros por habitante teniendo en cuenta los distintos tipos: oliva, girasol, semilla, orujo, etc.. Esto significa que el consumo de una ciudad como Madrid es de alrededor de 36 millones de litros al año. «Si tenemos en cuenta que en 2017 se recogieron 148.074 litros, podemos llegar a la conclusión de que sólo se recoge y se recicla uno de cada 243 litros de aceite que los madrileños consumen cada año», ha indicado el edil socialista.

Así, ha lamentado que «el Ayuntamiento de Madrid no ha hecho los esfuerzos suficientes para promover su reciclado y recuperación». «Creemos que estas cifras son desalentadoras y muestran que el esfuerzo que se hace en la actualidad en este tema es mínimo e insignificante», ha lanzado.

La recogida de aceite vegetal doméstico en la ciudad de Madrid se realiza actualmente por parte del Ayuntamiento en los 16 puntos limpios fijos (hay cinco distritos que aún no lo tienen), en los 10 puntos limpios de proximidad situados en instalaciones y dependencias municipales (de no muy fácil acceso por parte de los ciudadanos) y en los 21 puntos limpios móviles (cuya ubicación y horarios tampoco son muy conocidos por los vecinos y que además tienen limitación a 5 kgs.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés