Como podemos colaborar para conseguir unos mares limpios

Consumir de forma responsable, dejar de fumar, hacer ejercicio mientras se limpian playas, invertir en productos sostenibles con los que, además, ahorrar dinero, y viajar minimizando la huella ecológica.

El programa Mares Limpios de ONU Medio Ambiente, al que ya se han adscrito muchos países, continúa con su plan de acción y, en el marco de este nuevo año que acaba de comenzar, comparte cinco buenas prácticas a adoptar por la ciudadanía para evitar que la basura, fundamentalmente los plásticos contaminen mares y ríos.

1. Haz ejercicio mientras cuidas de los mares

Los océanos nos proporcionan aproximadamente el 70% del oxígeno que respiramos. Una buena forma de ayudar a preservarlos es limpiar payas o hacer “plogging” (recoger basura mientras trotas).

2. Deja de fumar

Además de sus perniciosos efectos para la salud, hay otra razón de peso pues, al fumar, se contribuye a aumentar la cantidad de plástico en los océanos. Cada día se compran 18.000 millones de cigarrillos en el mundo, todos con filtros plásticos y químicos tóxicos que, con el tiempo, terminan perjudicando al medio ambiente y amenazando la vida de las especies marinas.  Las colillas son los principales residuos recogidos en las costas.

3. Consume de forma responsable y mejora tu dieta

Adquiere sólo los alimentos que necesites, elige aquellos con la menor cantidad de envases y envoltorios plásticos y opta por una bolsa reutilizable para la compra.

Al evitar los desechos plásticos, se ayuda también a reducir la cantidad de microplásticos que podrían llegar al océano y eventualmente contaminar los alimentos que se consumen.

Y si se compran mariscos, es conveniente asegurarse de que hayan sido obtenidos de manera sostenible. Las prácticas de pesca inadecuadas y el abandono de los equipos pesqueros, como las redes fantasma, representan una amenaza para los animales marinos, que a menudo se enredan en estos aparejos y mueren asfixiados o acaban heridos.

4. Ahorra dinero al tiempo que cuidas los océanos

Invierte en productos sostenibles y amigables con el océano. Considera alternativas novedosas que contribuirán a que reduzcas la producción de basura y tus gastos como los cepillos de dientes de bambú y las barras de champú. Estas medidas  ayudarán a ahorrar dinero a largo plazo.

5. Viaja de forma sostenible

Esfuérzate en “no dejar huella”. Por ejemplo, lleva tus propios artículos de tocador y tu botella de agua reutilizable. Y, si usas protector solar, cerciórate de que no contenga microplásticos y que sea seguro para los arrecifes.

Fuente: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés