Actualizar

jueves, febrero 2, 2023

El compostaje doméstico: receta para reducir las emisiones de CO2

Amigos de la Tierra publica un informe en el que se estudia el ahorro de
emisiones de gases de efecto invernadero del compostaje descentralizado.

Hoy Amigos de la Tierra publica un informe, realizado por una consultora
independiente, en el que compara las emisiones de CO2 producidas por los
tratamientos habituales de la fracción orgánica de los residuos frente a la
práctica del compostaje descentralizado.

El informe publicado analiza los sistemas de gestión de residuos desde su
recogida hasta su traslado a planta [1]. Así la asociación compara las
emisiones de CO2 del tratamiento de la fracción orgánica en un vertedero,
una incineradora, una planta de biometanización, una planta de compostaje y
el compostaje doméstico.

El resultado final ha demostrado que en un proyecto tipo de compostaje
doméstico, en el que participan 80 familias, se pueden ahorrar entre
800 kg. y 1 tonelada de gases de efecto invernadero al año, en comparación
con el tratamiento de estos residuos en planta.

El compostaje doméstico es una práctica sencilla para la gestión de la
fracción orgánica de los residuos. A través de la descomposición aerobia de
estos residuos se obtiene compost, un abono de excelente calidad, en los
propios domicilios de los participantes o en centros comunitarios próximos a
los hogares. De esta manera se cierra sin necesidad de transporte el ciclo
de los residuos orgánicos. Es por esto que su producción de emisiones de
gases de efecto invernadero se puede considerar nula, según ha considerado
la consultora independiente, InclamCO2.

El estudio abarca todos los factores relacionados con la huella de carbono,
desde el agua utilizada hasta la electricidad y el transporte, siendo este
último el mayor generador de gases de efecto invernadero. De esta conclusión
se extrae la necesidad de contar con iniciativas de compostaje doméstico,
así como con plantas de compostaje comunitarias y descentralizadas cercanas
a los municipios.

El sistema actual de gestión de la fracción orgánica de los residuos es muy
deficiente. Los biorresiduos se depositan en el contenedor resto,
mezclándose con metales, plásticos y distintos desechos que permanecen en el
producto obtenido. “Es necesario llevar a cabo una recogida selectiva a
través del 5º contenedor o el puerta a puerta, si queremos contar con
sistemas de compostaje eficientes y aprovechar las plantas de compostaje de
las que ya disponemos en el Estado”, señaló Alodia Pérez, responsable del
área de Recursos naturales de Amigos de la Tierra.

Amigos de la Tierra lleva realizando proyectos de promoción del compostaje
doméstico desde hace quince años, llegando a más de
43.000 personas en más de 40 municipios. La reducción de emisiones de CO2 es
una ventaja más que se suma a los beneficios ambientales, sociales y
económicos que proporciona esta práctica [2].

Según Alodia Pérez, “la gestión de la fracción orgánica de los residuos es
una de las más sencillas. Las administraciones públicas no deberían seguir
perdiendo el tiempo y poner en marcha medidas efectivas, como el compostaje
descentralizado y la separación de la fracción orgánica de los residuos
urbanos en origen para asegurar la elaboración de compost de calidad
adecuada”.

[1] El compostaje: receta para reducir la huella de carbono,
http://www.tierra.org/spip/IMG/pdf/compostaje_reducir_huella_carbono.pdf

[2]Las ventajas del compostaje:
http://www.tierra.org/spip/IMG/pdf/Informe_compost_web_con_tabla_buena-1.pdf

ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés