Economía circular: sostenibilidad y eficiencia

El sistema de economía circular está considerado como uno de los más eficientes y sostenibles para producir y consumir. Muchos expertos sostienen, que podría ser de las bases más sólidas posibles, con vistas a la recuperación económica, social y medioambiental que necesita el planeta.

¿Qué significa economía circular?

Economía circular: sostenibilidad y eficiencia. El modelo actual de economía lineal se basa en la extracción de recursos, la utilización de los mismos y una vez finalizada la vida útil del objeto, su eliminación como desecho. Por ello se lo conoce coloquialmente como ‘usar y tirar’. Y a día de hoy resulta insostenible. Porque emplea recursos finitos, solo recupera un ínfimo porcentaje de lo que gasta y genera demasiada basura.

Por oposición a ello, la economía circular pretende redefinir el crecimiento, sin dejar de generar beneficios positivos. Para hacerlo, prevé un desacoplamiento progresivo y gradual de las actividades económicas vinculadas al consumo de recursos finitos. Al tiempo que reduce la generación de basura del sistema, con un objetivo claro: cero desperdicios.

Economía circular: sostenibilidad y eficiencia

Este proceso de transición desde la economía de producción y consumo indiscriminado y sin control hacia el de la Economía Circular, debe estar respaldado por un fuerte incremento en el empleo de las energías procedentes de fuentes renovables.  Con el fin de preservar y generar un capital, que incluya factores sociales, naturales y económicos.

- Advertisement -

La economía circular tiene tres grandes pilares. El diseño y/o rediseño de los productos con el fin de reducir los niveles de desecho y por tanto de contaminación del medioambiente. Además del mantenimiento de los recursos dentro del sistema productivo durante el mayor tiempo posible. Y la regeneración de los sistemas que nos proveen de recursos naturales.

Avanzando hacia la reinvención

La expresión en inglés referida al nuevo concepto de diseño es “Re-Thinking Progress”, es decir repensar el progreso. Esta es una de las ideas básicas de la economía circular. Y apunta al hecho de que las posibilidades de replantearnos la manera en la que hacemos las cosas son prácticamente infinitas. Solo debemos proponernos un cambio en la perspectiva que permita la reinvención.

La economía circular quiere ser una alternativa restauradora, basada en un decidido fomento a la innovación y la creatividad. Contando para ello con el aporte de las tecnologías. La idea es diseñar productos, que luego de fabricarse y utilizarse permitan una re fabricación. Es decir, que puedan reconvertirse dentro del mismo sistema económico evitando el empleo de nuevos recursos. Y a la vez generando menos desechos y siendo sostenibles. Economía circular: sostenibilidad y eficiencia.

Un concepto fascinante y posible

En una economía circular las actividades económicas son parte de los pilares de la salud del propio sistema. Puesto que ayudan en su construcción, deconstrucción y reconstrucción. Y resulta imprescindible que la economía funcione eficazmente, no solo a nivel local, sino también nacional y global. Incluyendo a todas las organizaciones e individuos. Y resulta fundamental conocer los ciclos y alcance de la economía circular.

Embarcarse en un proceso de transición hacia una economía circular podría ser la fórmula más eficaz para superar los mayores problemas mundiales. Pero también implicará enfrentarse a un cambio sistémico resiliente y generador de oportunidades económicas y comerciales. Y este deberá aportar beneficios sociales, económicos, culturales y medioambientales. Economía circular: sostenibilidad y eficiencia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -

Otras noticias de interés