El CSN es ‘el camarote de los hermanos Marx’

La organización ecologista denuncia que el presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha perdido la confianza e imparcialidad que su cargo requiere y debería ser cesado. Fernando Marti ha dejado de ser la persona idónea para encabezar el CSN debido a

Greenpeace respalda la concentración de hoy a las 11.00 promovida por el Foro Extremeño Antinuclear (FEAN), la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear de Cuenca, el Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA), y Ecologistas en Acción en la sede del Consejo de Seguridad Nuclear en Madrid.

La organización ecologista denuncia que el presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha perdido la confianza e imparcialidad que su cargo requiere y debería ser cesado. Fernando Marti ha dejado de ser la persona idónea para encabezar el CSN debido a:

La falta de transparencia del CSN tal y como denuncian todas las organizaciones convocantes, al igual que Greenpeaceha denunciado en reiteradas ocasiones, y como hizoTransparencia Internacional(TI), organización no gubernamental a escala universal dedicada a combatir la corrupción, que denunció y consiguió finalmente que el CSN hiciera públicos los informes que esta organización había solicitado y que la habían sido denegados por este organismo. Entre estos documentos algunos como el Informe con los criterios que sirvieron de base para la adjudicación del emplazamiento del cementerio nuclear (ATC) en el municipio de Villar de Cañas (Cuenca), la aprobación del mismo o la cuantía del sobrecoste que tendría la ubicación de esta instalación nuclear en Villar de Cañas.

- Advertisement -

La falta de independencia del CSN ya que el actual presidente no es independiente de la Administración del Estado, tal y como debería ser según la Ley creación del CSN. En 2012 la Comisión de Industria nombró al actual presidente del CSN, entonces secretario de Estado de Energía, en activo 24 horas antes, como cabeza visible del CSN. Entre las tareas de Marti estuvo la revocación de la orden ministerial de cese de explotación de la central de Santa María de Garoña, asunto que ha estado tramitando posteriormente como presidente del CSN.

La política del miedo denunciada por técnicos del CSN y sus posibles consecuencias en la seguridad nuclear, tal y como puede leerse en lacartaremitida por la Asociación Profesional de Técnicos en Seguridad Nuclear y Protección Radiológica del CSN (ASTECSN) dirigida a la Comisión de Industria.

En el CSN no hay transparencia, ni independencia, ni buena gestión, y esto debería ser abordado por el Parlamento de manera inmediata” ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña nuclear de Greenpeace. La connivencia del gobierno, el regulador y la industria nuclear fueron responsables de la catástrofe de Fukushima según confirmó elParlamento de Japón. No debemos permitir que esto vuelva a suceder en ningún otro lugar.»

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés