Actualizar

martes, febrero 7, 2023

PSOE-A exige subvencionar el coste del agua desalada

El grupo parlamentario del PSOE-A ha registrado una proposición no de ley (PNL) en apoyo a los regantes andaluces por la que reclama que el Parlamento muestre su conformidad para que la Administración competente habilite de manera permanente el procedimiento para subvencionar el coste del agua procedente de recursos poco convencionales, principalmente de aguas provenientes de fuentes de desalación.

En la iniciativa, recogida por Europa Press y a debatir en la comisión de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, los socialistas abogan por que el coste no exceda de los 30 céntimos por metro cúbico en zonas con déficit hídrico declarado, y el objetivo es que, de esta forma, «el acceso al agua desalada en Andalucía se produzca en las mismas condiciones que en otras regiones donde ya el precio está bonificado».

De otro lado, el PSOE-A pide que la Cámara apoye que la Administración competente ejecute las infraestructuras hidráulicas estatales pendientes y aún no concluidas en Andalucía, «que garantizarían la disponibilidad de agua para el sector agrario«, tales como las infraestructuras de desalación, depuradoras y conducciones de suministro, que permitirían el aprovechamiento de aguas regeneradas, así como las conducciones para poner en uso los recursos hídricos.

Otra de las reclamaciones de los socialistas es que la Administración competente suplemente los recursos financieros de la Junta, contribuyendo a que se puedan asegurar las inversiones hidráulicas necesarias en la comunidad autónoma; y que disponga la deducción permanente en el impuesto de la renta de personas físicas para aquellos agricultores y ganaderos que se encuentren en estimación objetiva y en zonas con déficit hídrico en Andalucía.

Asimismo, aboga por suplementar los recursos financieros de la Junta «para apoyar la eficiencia y el ahorro energético, además del fomento del uso de energía renovable en el regadío», y por último, el PSOE-A pide acometer una modificación en la normativa eléctrica que permita al regadío contar con unas tarifas especiales que no incrementen el coste energético y se adecue el pago de la potencia instalada a los meses de uso de las instalaciones.

Tras señalar que el sector agroalimentario andaluz sitúa a la comunidad en una posición de claro liderazgo, los socialistas advierten de que el agua, debido a la presencia creciente del cambio climático, «está sufriendo un paulatino empeoramiento en los últimos años hidrológicos, situación que afecta especialmente, y entre otros territorios, al entorno de la cuenca mediterránea», situación a la que se suma «el drástico recorte de la inversión estatal, que desde 2011 ha reducido las actuaciones relacionadas con este recurso».

Así, señala que para paliar el déficit hídrico, los recursos convencionales propios deben ser apoyados con recursos no convencionales, principalmente procedentes del agua de desalación de origen marino o salobre, si bien advierte de que esa incorporación de recursos «repercuten directamente sobre la capacidad económica del sector, que además se está viendo afectado en los últimos años por la inestabilidad en los precios, su vulnerabilidad en la cadena y la crisis económica».

De este modo, el PSOE-A ha hecho hincapié en las medidas adoptadas por el Gobierno andaluz ante esta situación y ha insistido, en la misma línea, en la necesidad de rebajar el costo de estas aguas alternativas y del buen aprovechamiento de los recursos hídricos. De hecho, y en el marco de la Ley de Sequía, explica que los regantes andaluces tienen la oportunidad de mejorar la rentabilidad de sus explotaciones, beneficiándose de la posibilidad contemplada en esta norma.

«Sin embargo, tanto el Gobierno andaluz como el sector consideran que esta posibilidad no debe restringirse al periodo de vigencia de esta ley, que está limitada a la coyunturalidad de las condiciones climatológicas», añaden los socialistas antes de asegurar que «es necesario y oportuno obtener el máximo provecho a la tarifa máxima establecida en la norma, fijada en 0,30 euros por metro cúbico».

Por todo, el PSOE-A urge adoptar dicha medida y desvincularla de los períodos de sequía, «adoptándola como medida de carácter estructural para zonas con déficit hídrico reconocido, como es el caso del levante andaluz» pues, lo contrario, «perpetúa la actual situación de desventaja comparativa respecto a otros territorios limítrofes, que están disfrutando de bonificaciones en el precio del agua desalada».

«El futuro del sector agrícola andaluz depende de que seamos capaces de hacer más con menos, ganando competitividad y sostenibilidad, aprovechando las nuevas tecnologías, el conocimiento y los instrumentos a nuestro alcance», agregan los socialistas andaluces en su iniciativa no legislativa, donde exigen, para este cometido, «garantizar la seguridad hídrica«.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés