Greenpeace asegura que mantener la central nuclear de Almaraz hasta 2027 genera más riesgos que empleos y beneficios

Las propietarias de la central, Iberdrola y Endesa han acordado cerrar la planta cacereña en 2027 con inversiones no superiores a 400 millones de euros y ampliables un 50 por ciento.

Greenpeace ha denunciado este jueves que ampliar la actividad de la central nuclear de Almaraz (Cáceres) hasta 2027, más allá de los 40 años de vida de diseño supone más riesgos que beneficios económicos y en el empleo de la región. La ONG asegura que mantener un reactor nuclear más de 40 años es un riesgo para la seguridad de la central y calcula el empleo derivado del desmantelamiento de la central en 23.000 empleos durante más de una década. Por ello, ha pedido un reunión con el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para exponerle los riesgos de que la planta siga y defender las ventajas de su cierre.

Las propietarias de la central, Iberdrola y Endesa han acordado cerrar la planta cacereña en 2027 con inversiones no superiores a 400 millones de euros y ampliables un 50 por ciento, lo que está en la línea del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) que prevé su cierre entre los años 2025 y 2030. Entre 2020 y 2023 la unidad I y la unidad II de Almaraz superarán los 40 años de actividad productora de electricidad. La I llegará a 40 años el 10 de marzo de 2020 y la unidad Ii el 15 de junio de 2023. La ONG señala que conceptos como vida comercial, económica o contable no tienen nada que ver con vida de diseño del reactor que es el que considera que debe ser el que se valore en términos de seguridad nuclear.

Por el contrario, la ONG ve «ventajas» de cerrar la central extremeña y calcula que en su cierre y desmantelamiento se crearán 100.000 puestos de trabajo y, solo en Extremadura, el empleo derivado sería del orden de 22.600-24.400 empleos durante más de una década, según el único estudio publicado sobre el efecto en la economía y el empleo del cierre progresivo de las centrales nucleares en España, realizado por Abay Analistas Económicos y Sociales para Greenpeace.

- Advertisement -

De estos, el 42 por ciento del empleo neto generado por el proceso de desmantelamiento de las centrales nucleares, la gestión de sus residuos y la sustitución de energía nuclear por otras fuentes es empleo de alta cualificación (universitario y/o con estudios de postgrado). Finalmente, sus cálculos incluyen también la sustitución de la capacidad de generación de la nuclear por renovables ya que considera que las inversiones requeridas para sustituir la producción nuclear de Almaraz por renovables generarían 94.000 empleos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés