Crear «ciudades transitables» con materiales ecológicos

Según Krier, para que «una ciudad sea respetuosa con el medio ambiente es fundamental que no sea necesario utilizar el vehículo privado» en los desplazamientos.

Leon Krier, arquitecto y urbanista luxemburgués propone que la movilidad urbana del futuro pase por crear «ciudades transitables» con materiales ecológicos, con espacios públicos acogedores y en las que la «agregación de barrios» permita recorridos de un máximo de diez minutos caminando y que mezcle los usos para que sean autosuficientes para las necesidades de sus habitantes.

El arquitecto, asesor del príncipe Carlos de Inglaterra, ha manifestado en un evento organizado en Madrid por la Fundación Richard H. Driehaus y la International Network for Traditional Building (INTBAU) en Madrid, que estas «ciudades transitables» deben priorizar los espacios públicos, las calles y plazas abiertas que favorezcan la convivencia de diferentes razas, credos, edades y clases sociales «en armonía».

En el modelo de ciudad que proponen, tanto Krier como los organizadores, apuestan por ciudades sostenibles construidas a partir de materiales ecológicos, que respeten el medio ambiente y faciliten la vida y el tránsito a los ciudadanos.

- Advertisement -

«El desafío ecológico al que se enfrentan las ciudades es la reorganización territorial para facilitar las actividades diarias de sus ciudadanos sin necesidad de transporte», ha asegurado Leon Krier.

Krier ya ha diseñado la nueva ciudad de Poundbury en el Ducado de Cornualles, en la que ha creado un modelo piloto para los desarrollos urbanos y recuerda que la arquitectura tradicional «siempre» fue sostenible, porque usaba materiales naturales según las necesidades de los humanos y adaptados a la climatología pero denuncia que en los últimos años, la arquitectura «dejó de ser sostenible cuando se empezó a construir con materiales sintéticos, un claro ejemplo es el hormigón armado que es la antítesis de la ecología».

En el evento ha participado también Lluc Mir, un experto en una técnica de construcción con piedra en seco declarada patrimonio inmaterial de la UNESCO y ganador del Premio de Artes de la Construcción 2019, quien apuesta por buscar «alternativas respetuosas» con el medio ambiente en el plano del urbanismo y la construcción.

En su opinión, los oficios tradicionales ofrecen muchas soluciones ecológicas y sostenibles y cree que las construcciones con piedra en seco ayudan al medio ambiente, ya que no producen residuos ni escombros.

«Habilita espacios para el cultivo a la vez que crea hábitat para flora y fauna y reduce el impacto de la erosión, suavizando las pendientes. Los muros de piedra en seco actúan como filtros para el agua», concluye.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés