Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

Un aceite sintético permite prevenir la propagación del mosquito que contagia la malaria

Cada año se producen más de 200 millones de casos de malaria en todo el mundo, una enfermedad provocada por un parásito que transmite por un mosquito que se cría en aguas abiertas que, en su fase larvaria, se nutre de los hongos y microorganismos que se encuentran en la superficie del agua.

   Ante la resistencia que han mostrado estos parásitos cuando se asientan en el organismo, siendo capaces incluso de sobrevivir a los fármacos antimaláricos, hay estudios que abogan por acabar con los mosquitos transmisores a fin de reducir el riesgo de infección.

   En este aspecto, un equipo liderado por el doctor Tullu Bujari trató de luchar contra estos insectos a través de dos tipos de hongos, el  ‘M. anisopliae’ y ‘B. bassiana’, que les causan la muerte cuando son larvas.

   En concreto, se utilizó un aceite sintético para poder esparcir mejor las esporas de los hongos sobre las aguas de una región de Kenia, lo que aumentó hasta en un 50 por ciento la eficacia de dichos hongos a la hora de acabar con las larvas del mosquito.

   Además, los niveles de incidencia de la enfermedad se redujeron hasta un 20 por ciento en la región.

   Según Bujari, «estos hongos han demostrado ser un método eficaz para controlar la presencia de estos mosquitos de la malaria», al tiempo que es «seguro» para el medio ambiente ya que el aceite utilizado «conlleva un riesgo mínimo para los peces y demás especies que viven en estas aguas».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés