Legazpi experimenta una evolución positiva en el consumo de agua, el sistema de reciclado y la sensibilización ambiental

El documento se ha convertido en una herramienta clave para la Agenda 21 ya que mide la evolución en el municipio de 23 indiciadores medioambientales y sociales durante el año 2010 entre los que destacan, debido a su progreso positivo, el consumo de agua, la gestión de residuos, la implantación de sistemas de gestión medioambiental y la participación ciudadana.

En Legazpi, el consumo de agua ha experimentado una notable disminución entre sus habitantes, situándose en una media de 103 litros al día por persona. Esta cifra, situada muy por debajo de la media de Euskadi -120 litros diarios por persona-, incluye gastos de agua adicionales como la cantidad utilizada por electrodomésticos o la dispensada por la cisterna del váter, y no tiene en cuenta el consumo que realiza la industria local.

Por otra parte, el reciclaje y la recogida selectiva de residuos en relación al año 2010 también han resultado positivos. El porcentaje de residuos que se reciclan ha alcanzado el 32,8% para el pasado año, en comparación con el 17,9% registrado en 2001. Además, el incremento del reciclaje, acompañado de la disminución de la generación de residuos en Legazpi, está marcado por el aumento de la utilización del Garbigune de Urretxu.

‘Indicadores de Sostenibilidad Local 2010’ también recoge el crecimiento del grado de implantación de sistemas de gestión medioambiental -ISO 14001, EMAS, Ekoscan, Informes de Sostenibilidad- en grandes empresas y PYMES del municipio gipuzkoano. Actualmente, Legazpi encabeza el listado de municipios de la Comunidad Autónoma del País Vasco de entre 5.000 y 15.000 habitantes con más certificados Ekoscan. Este dato, sumado a la proliferación del número de campañas y actividades de educación ambiental y junto con los foros de participación ciudadana, convierte la sensibilización medio ambiental de Legazpi en un indicador con tendencia al alza.

- Advertisement -

No obstante, el estudio también repara en los resultados negativos como son la cantidad de vehículos censados – 5.400 unidades- para el total de 8.600 habitantes que conforman el municipio, el paro, las situaciones de pobreza y el índice de envejecimiento de la población -el 23% de los vecinos son mayores de 65 años-. Además, el motivo de la bajada del consumo general de agua y basuras en el municipio apunta a los efectos de la crisis y a la reducción de la actividad de las fábricas.

http://www.udalsarea21.net/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés