Las asociaciones abogan por un nuevo «umbral de preocupación toxicológica»

El nuevo “umbral”, sobre el que el Comité Científico de la EFSA ya se ha apresurado a lanzar una consulta pública para evaluar la exposición a bajos niveles de productos químicos en los alimentos, debería ser calculado con la exclusión de los productos químicos más tóxicos. Por lo tanto, según la Agencia Europea, un adulto podría comer con total seguridad 90 microgramos de un producto químico cada día, durante toda su vida. Esto significa que los efectos tóxicos caerían por debajo de este UPT para muchos productos químicos, según los datos facilitados por la propia industria. Este sería el caso, por ejemplo, de un pesticida, el dieldrín.Esta molécula rebajaría su nivel de toxicidad 30 veces, si se calculara según este nuevo enfoque del UPT). «Si el UPT fuese aplicado a la clasificación más peligrosa de productos químicos, casi todos los pesticidas serían de repente clasificados como «seguros para los humanos y ningún test de seguridad sería ya necesario» declara François Veillerette, portavoz de Générations Futures.Se acusa por tanto al enfoque del UPT de utilizar datos y referencias obsoletas. Esto fijaría un nivel extremadamente elevado de exposición, permitiendo a toda clase de productos químicos no testados un fácil acceso al mercado. «El planteamiento de UPT es científicamente injustificable, ya que se exponen a adultos, bebés y  niños a un riesgo y sirve únicamente para conseguir un acceso ilimitado al mercado para los productos químicos», señalan las mismas fuentes.

R. /Asociación Vida Sana

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés