Greenpeace ve una irresponsabilidad las prospecciones petrolíferas en Canarias

La organización ecologista denuncia que la medida expone a un peligro innecesario a los ciudadanos y al medio ambiente de las islas porque hay alternativas limpias para solucionar la dependencia energética.

Greenpeace considera una irresponsabilidad la autorización que el Consejo de Ministros de hoy ha concedido a Repsol para realizar prospecciones petrolíferas frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote, porque se expone a un grave riesgo a los ciudadanos y al medio ambiente de la zona.

Por este motivo la organización ecologista apoyará la manifestación en contra de este tipo de prospecciones que tendrá lugar el 24 de marzo en varias islas del archipiélago canario.

«El Consejo de Ministros pone en peligro a Canarias dando vía libre a la exploración petrolífera de Repsol», ha declarado Mario Rodríguez, director ejecutivo de Greenpeace. «El Ministro Soria se empeña en crear las condiciones que puedan dar lugar a un accidente como el del golfo de México en aguas Canarias. Todo ello a pesar de que sabe muy bien que tenemos alternativas energéticas más inteligentes, eficientes, limpias y baratas para que España no dependa del petróleo».

Más motivos por los que Greenpeace rechaza las prospecciones petrolíferas:

    Las operaciones en aguas profundas son intrínsecamente peligrosas y suponen enormes riesgos de vertidos, incendios y contaminación como ha demostrado el hundimiento de la plataforma de BP en el golfo de México hace menos de dos años. Brufau, Presidente de Repsol ha llegado a declarar: «La seguridad absoluta no existe».[1]
    Las válvulas de seguridad (BOP) adolecen de graves defectos de diseño. Dado que la válvula de seguridad usada en la plataforma accidentada Deepwater Horizon de BP tiene un diseño estándar, podría reproducirse un problema similar en cualquier pozo en aguas profundas en una situación de pérdida de control. Los nuevos requerimientos de seguridad no buscan solucionar este defecto dejando abierta la posibilidad de que vuelva a ocurrir lo mismo en futuros accidentes similares.
    Sectores tan importantes para la economía de las comunidades afectadas como el turismo o la pesca se verían gravemente afectados por un vertido catastrófico y por la contaminación crónica debida a la explotación de los pozos.
    El vertido del golfo de México ha alcanzado costas a más de 250km de distancia del pozo accidentado. Lanzarote y Fuerteventura estarían a tan sólo 60km de los nuevos pozos.
    Para la respuesta al vertido de BP en el golfo de México hicieron falta más de 6.000 barcos y unas 50.000 personas. Canarias, al ser región ultra-periférica, podría encontrarse en situación de indefensión ante un vertido de esas características.

Greenpeace, además, defiende un futuro 100% libre de petróleo porque:

    Es el combustible del que más dependemos para generar energía y, sin embargo, es un recurso contaminante y muy escaso en España. En cambio, las renovables, el ahorro y la eficiencia son tecnologías limpias que podrían cubrir toda la demanda energética del país y a menor coste que los combustibles sucios.
    Si España apoyara, este año, unos objetivos europeos más ambiciosos para la eficiencia energética de los coches para 2020 y 2025, podría reducir su demanda de crudo en una cantidad mucho mayor que lo que podría extraer de los pozos canarios.

ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés