Presuntas irregularidades en la subvención a Marismas del Guadalquivir

El Partido Popular andaluz ha pedido este miércoles a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente que abra una investigación interna por presuntas irregularidades cometidas con la subvención concedida por la Junta en la Comunidad de Regantes de las Marismas del Guadalquivir para obras destinadas a la modernización de regadíos.

   El diputado del PP-A Miguel Ángel Arauz ha llamado la atención sobre «opacidades y presuntas ilegalidades» en este expediente de subvenciones, ya que ha señalado que una persona implicada en el mismo dijo que pondría «nombre, apellidos y cantidades en un papel» para advertir de un posible tráfico de comisiones entre la empresa adjudicataria de las obras de modernización de esta comunidad de regantes y la Junta.

   Así, ha indicado que la UTE concesionaria para las obras de modernización de esta comunidad de regantes fue adjudicada en segunda ronda «previa llamada de la Junta» aunque «quedó en cuarta posición» y luego esta concesionaria «subcontrató los trabajos con las empresas que habían quedado en primer lugar».

   De igual manera, ha llamado la atención sobre un informe del director facultativo de la obra, que «lo nombra la Junta», en el que se indica que «la Junta ha pagado obras que no se han ejecutado».

- Advertisement -

   De igual manera, ha apuntado que el primer pago realizado por este proyecto, que fue de 4,2 millones, «se realizó a los 40 días con un cheque al portador» cuando, según ha explicado, el acuerdo señalaba que los pagos se realizarán «a 120 días y con pagarés».

   Por su parte, el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, tras realizar un repaso por la cronología de este proyecto que comenzó en 2003 y que mantuvo su última reunión el 18 de julio de este año, ha afirmado que la Junta «no es responsable» de la relación contractual entre la comunidad de regantes y la UTE, «ni tampoco de la relación interna de la comunidad de regantes».

   Asimismo, ha destacado que la Consejería ha realizado un «seguimiento continuo» del expediente de forma ordinaria y se ha reunido «en numerosas ocasiones» con la comunidad de regantes, siendo la última el 18 de julio, cuando se acordó que éstos enviaran en las dos semanas siguientes una hoja de ruta a la Consejería, si bien «no se ha presentado».

   De igual manera, el consejero ha apuntado que «la licitación de la obra fue correcta» y ha afirmado que «no existe ninguna denuncia en la Consejería sobre este expediente».

   «Comprendo que gestionar proyectos de esta envergadura es complicado, pero no me parece correcto querer poner sobre la espalda de la Junta los problemas que pueda haber entre la comunidad de regantes y la UTE», ha cerrado.

   Según el consejero, las obras del proyecto se encuentran al 80 por ciento finalizadas y se ha abonado un total de 30,7 millones de euros.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés