Papel reciclado a partir de la paja del trigo y otros cereales

 

La empresa astigitana Ecopapel fabrica y produce pasta de celulosa y productos de papel reciclado a partir de la paja del trigo y de otros cereales y ha sido visitada este lunes por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán.

   Griñán ha resaltado de esta empresa de Écija (Sevilla), dedicada a la fabricación y comercialización de productos de papel reciclado y que investiga la obtención de este tipo de materiales mediante procesos no contaminantes, que es un ejemplo de trabajo bien hecho».

   La compañía, con una plantilla de 24 trabajadores, se ha dedicado a la fabricación y comercialización de productos de papel reciclado como sobres, ediciones, impresos y papel para reprografía, contando con una importante cartera de clientes. En 2011, Ecopapel amplió su línea de negocio con la fabricación y venta de productos de celulosa moldeada.

- Advertisement -

   La compañía cuenta además con varios proyectos de investigación en colaboración con el departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Córdoba, referidos a la fabricación de pastas de celulosa y papel a partir de diferentes materias primas no madereras y mediante procesos no contaminantes, como es el caso de la paja de trigo y de otros cereales.

   De esta forma, entre la materia prima que utiliza Ecopapel para la fabricación de envases se encuentran residuos agrícolas como paja de cereales, cebada, arroz o poda de olivo, de forma que se trata de un proceso «respetuoso con el medio ambiente y que evita el uso de materias primas forestales para la fabricación de la pasta». Las instalaciones de Ecopapel en Écija cumplen además con los estándares para una producción sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

   Tras la visita, el presidente de la Junta ha considerado que el trabajo «bien hecho» de Ecopapel es un «paradigma de futuro».

   Fuentes de la empresa explicaron a Europa Press que esta empresa nació en 1983 aunque con el proyecto de pasta de celulosa a partir de materias no madereros se inició a finales de 2008, y se centra en conseguir fabricar pasta de celulosa «sin cortar ni un árbol», empleando la paja del trigo, cebada y otros cereales y también residuos agrícolas. Las fuentes precisan que se producen 20 toneladas diarias.

   Han indicado que ese material se «valoriza» y se transforma en pasta de celulosa «moldeada», con la que se fabrican envases para el canal ‘horeca’ (hostelería y turismo, restauración), perchas de un solo uso o envases clínicos de un solo uso.

   Asimismo, de la producción diaria hay un excedente que se vende a papeleras para que produzcan papel.

   Las fuentes han indicado que en este proceso se han invertido diez millones de euros y han destacado que la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) ha destinado a este proceso dos millones de euros.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés