Desde Prirazlomnaya a Varsovia: los 30 del Ártico, el carbón y el futuro de nuestros hijos

Durante los últimos 53 días, cada vez que una de mis hijas se subía a mi regazo no podía dejar de pensar en los hijos de los 30 del Ártico.  Cómo deben estar extrañando a sus padres y cómo mis colegas deben estar echándo de menos a sus hijos. Sobre el temor que algunos sienten que sus hijos pequeños no los recuerden, si realmente son condenados a varios años de cárcel. Es una cruel ironía, que los 30 del Ártico no sean capaces de ver a sus hijos,  sólo porque tuvieron el coraje de defender el futuro de estos. Por protestar en la plataforma petrolera Prirazlomnaya, propiedad de Gazprom, que representa la locura de ver el derretimiento del hielo del Ártico como una oportunidad para perforar en busca de aún más petróleo.

Cada vez que mis hijas saltan a mi regazo cuando vuelvo a casa siento un escalofrío, un poco de dolor. Y al mismo tiempo una renovada determinación para #FreetheArctic30  e intensificar nuestra oposición a los combustibles fósiles. Debido a que son estos los que, si no se controlan, convertirán el futuro de nuestros hijos en peligroso, desagradable y caótico. Por lo tanto, me encuentro en Varsovia, Polonia, siguiendo las absurdas y frustrantes (pero no irrelevantesnegociaciones climáticas globales. Pensando en los 30 del Ártico, es un privilegio poder olvidarte de todo,  abrazar y reirte con tu familia, dejando de lado por un rato la lucha por tratar de poner fin al dominio de las industrias de los combustibles fósiles en la política mundial.

No podríamos estar en un lugar mejor para esta lucha. Si la plataforma Prirazlomnaya es el símbolo de la absurda búsqueda de petróleo a toda costa, Polonia es el lugar perfecto para llamar la atención sobre la otra amenaza fundamental para nuestro clima: el carbón. Polonia es uno de los países más dependientes del carbón en el mundo. El 90,4% de la electricidad de Polonia proviene del carbón.

Cada vez que enciendo una luz me imagino una planta de carbón. Una particularmente contaminante, ya que Polonia tiene la flota de centrales térmicas más sucias de toda la UE, causando unas 5.400 muertes prematuras por contaminación del aire en 2010. Ayer expusimos seis de las centrales polacas como puntos causantes del cambio climático.

- Advertisement -

Proyectamos lemas como «El derretimiento del Ártico comienza aquí!», «La contaminación del aire comienza aquí!», «Las tormentas empiezan aquí» en estos monstruos de los combustibles fósiles, incluyendo la central de lignito Belchatów, la cuarta planta de carbón más grandes del mundo y la más grande de Europa.

Cuando estábamos proyectando «Las tormentas empiezan aquí!», por supuesto, estábamos pensando en cómo Filipinas estaba siendo devastada por lo que puede ser el tifón más fuerte que se conozca hasta el momento. Aunque todavía no podemos decir cuánto influyó el cambio climático en este tifón monstruoso, sí sabemos que los fenómenos meteorológicos extremos son cada vez más frecuentes y poderosos a causa del cambio climático. Estoy seguro que cualquiera que siguiera las negociaciones climáticas de hoy se acordó de la emotiva  intervención de Filipinas el año pasado en la cumbre del clima.  Por ese entonces,  un tifón también había devastado las Filipinas. Por favor, tómate un minuto y escucha sus palabras.

Enfrentados a tal devastación (y a tales emociones), es indignante que el gobierno polaco siga bloqueando a la UE para que no tome medidas climáticas  ambiciosa,  un factor que está estancado las negociaciones globales. Lamentablemente, Polonia tampoco es capaz de ver las grandes oportunidades que una revolución energética basada en las energías renovables y la eficiencia energética, le podría traer. Los hechos son que ya en 2030 Polonia podría reducir a la mitad su demanda de carbón, cuadruplicar su utilización de energía renovables y crear 100.000 nuevos puestos de trabajo en el sector de la energía, si los incentivos adecuados se ponen en marcha.

En lugar de ir hacia una revolución energética, clave en este momento,  el gobierno polaco ha dado a la industria de los combustibles fósiles, un acceso sin precedentes a la Cumbre del Clima. Los lobos son los propietarios del gallinero aquí en Varsovia y el carbón, el más perjudicial de todas las formas de energía, se presenta como parte de la solución al cambio climático. No es un chiste, por ejemplo Polonia es co-anfitrión de la «Cumbre del Carbón y del clima». Un oxímoron como he visto pocos.

Así que tenemos mucho trabajo frente a nosotros durante las próximas dos semanas, sobre todo cuando muchos otros gobiernos están también en connivencia con la industria de los combustibles fósiles. Me gustaría poder decirles a mis hijos que los gobiernos han avanzado, que en Varsovia acordaron compromisos concretos para hacer frente al cambio climático y a la financiación de las energías renovables en los países en desarrollo antes del 2020. Si los gobiernos deciden no arrastrar los pies pueden decir para el año que viene, cuánto están dispuesto a recortar en emisiones a partir de 2020, y usar el 2015 para ver si los numeros en las tablas son suficientemente buenos para prevenir el peligro del cambio climático y si son justos para todos.

Los gobiernos tienen previsto firmar un acuerdo sobre el clima en París en 2015. Ese acuerdo sólo me haría pensar que vale la pena gastar un día de mi vida (lejos de mis hijas), si hace que el mundo esté en camino de poner fin al uso de los combustibles fósiles para el año 2050. Lo que me lleva de vuelta a los 30 del Ártico.

Ellos arriesgaron su libertad, porque sabían que necesitamos mantener la gran mayoría de los combustibles fósiles enterrados, si queremos que nuestros hijos no tengan que vivir en un infierno climático. Para los que estamos aquí en Varsovia, pensar en los hijos de los 30 del Ártico (y en los la nuestros) nos impulsará a presionar tan duro como podamos para que esta cumbre climática sea un paso adelante. Para evitar que esta cumbre sea la farsa impulsada por el carbón que el gobierno polaco parece querer que sea.

Deséanos suerte. Apoyo a nuestros 30 del Ártico para que puedan volver con sus familias pronto. Únete a las muchas personas ordinarias que hacen cosas extraordinarias en defensa de nuestro planeta. Ayúdanos, en todo lo que puedas, para tomar la lucha por el futuro de nuestros hijos de las manos de la industria de los combustibles fósiles. Serán ellos o nuestros hijos los que vivirán bien.

PD: Puedes seguir las actualizaciones, en inglés,  del equipo de Greenpeace en Varsovia.
Daniel Mittler es el Director Político de Greenpeace International.

http://www.greenpeace.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés